top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

10 restauraciones de obras de arte que dan ganas de llorar (y no de alegría)





Las bellas artes (pintura, escultura, arquitectura) exigen un grado de detalle y apreciación de la belleza mayor que cualquier otra disciplina o área laboral. Aquellos que son capaces de crear un cuadro, escultura, o edificios hermosos son prueba de que existe gente más allá del plano de la realidad. Y por lo tanto, la restauración artística también merece mérito: lograr copiar al detalle una obra de arte visual puede resultar más difícil que crearla. Esto debido a los minúsculos detalles que aun al de ojo más crítico se le pueden escapar.


Sin embargo, una cosa es la falta de ojo crítico, y otra muy distinta es…haber elegido la profesión equivocada. En este corto pero hilarante y vergonzoso blog veremos 10 restauradores que fueron demasiado lejos. Si ya has experimentado pena ajena previamente…el cringe que te provocará este blog va un paso más allá. Estás advertido.



1. Frescos de la dinastía Qing, Chaoyang, China



Fuente de la foto: Publímetro Chile


Los frescos ‘restaurados’ ofrecen una combinación de estética pop art y colores chillones. Me recuerda a una caricatura que no me acuerdo el nombre pero que solía ver en Nickelodeon, sobre la cultura china. ¡Increíble!


2. Eccis Homo, La Borja, España



Fuente de la foto: EL PAÍS


Del latín, “¡he ahí el hombre!”, representa la Pasión de Cristo. Como a los diez u once años, vi esto en una revista de National Geographic, y recientemente leí un artículo en Internet. Lo diré así: demasiado grotesco para ser real. Requerirá mucha terapia sacarme esto de la cabeza.


3. La máscara funeraria de Tutankamón, El Cairo, Egipto



Fuente de la foto: Canarias 7


Al restaurador, mientras completaba el trabajo, se le perdió la barba del rey Tut. Por lo tanto, los conservadores del Museo Egipcio de El Cairo la sustituyeron con resina adhesiva, dando como resultado esta penosa restauración.


4. La Virgen María, el Niño Jesús y Santa Ana de Leonardo Da Vinci, París, Francia



Fuente de la foto: El Imparcial


Fue restaurada en 2012. Para “modernizarla”, se incrementó el alumbrado a tiempo que se retiraba el barniz. Al hacerlo, sin embargo, destruyeron una de las técnicas insignias del polímata italiano y, por lo tanto, un sello de identidad del arte renacentista.



5. Bebé… ¿Gollum? Sudbury, Canadá



Fuente de la foto: Genial.guru


Otra de la virgen y el niño. Un misterioso personaje había estado vandalizando la parroquia y el sacerdote encontró la cabeza decapitada en los alrededores varias noches. El día que desapareció definitivamente, fue necesario crear una nueva. ¿El resultado?


6. Grafiti de Banksy, Londres, Reino Unido


Fuente de la foto: Etsy


Esta obra de arte callejero es una imagen fija de los protagonistas de la película Tiempos Violentos, Samuel L. Jackson y John Travolta, con plátanos en vez de armas. Es un atractivo que he querido para mi cuarto por un tiempo. Empleados municipales de Bristol, quienes odian el arte callejero, lo cubrieron con pintura para disimularlo. Dicen que la obra fue eliminada por error, siendo confundida por un grafiti diferente.


7. La Pirámide Escalonada de Zoser, Sakkara, Egipto


Fuente de la foto: Cadena SER


Las obras arquitectónicas milenarias requieren mantenimiento, sin duda, pero los “especialistas” de esta joya egipcia se pasaron de la raya. El procedimiento de restauración no sólo mancilló la estética de la obra, si no que le dio un toque moderno y anacrónico, resultando en algo embarazoso. Son varios los expertos que afirman que se han producido derrumbes posteriores a la restauración, y que dicho trabajo se debe a que la compañía puesta a cargo nunca había realizado labores en Egipto.


8. Frescos de la Capilla Sixtina, Florencia, Italia



Fuente de la foto: Wikipedia


Nuevamente, mancillaron la técnica de Miguel Ángel al incrementar el alumbrado y disminuir el barniz. El Renacimiento, he notado, es la época más mancillada en la restauración. Probablemente porque fue cuando se alcanzaron los niveles de trabajo y belleza estética más exigentes.


9. Mosaicos de Hatay, Estambul, Turquía



Fuente de la foto: Hispanatolia


Un crítico de arte comentó que, tras tal abominable restauración, los mosaicos se devaluaron: perdieron parte de su valor artístico y cultural, y prácticamente se convirtieron en “caricaturas”.


10. Marte y Venus, Palacio Chigi, Italia


Fuente de la foto: El Popular


Al momento de revelar la restauración…se descubrió que a Marte le faltaba el miembro viril, ¡y a Venus los brazos! Los restauradores responsables de esta animalada dieron la cara diciendo que les devolverían a las piezas las partes faltantes. Pero eso no cambia nada: el error ya fue hecho y el público jamás lo perdonará.


¿Necesitan más prueba que el ser humano es tan capaz de crear algo bello como de arruinarlo? Comenta cuál de estas “restauraciones” te pareció la peor.

35 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page