top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

10 consejos para disfrutar tu visita a cualquier museo

Visitar un museo es una de las mejores actividades que puedes realizar. Los museos albergan colecciones artísticas, culturales, o incluso de entretenimiento. Por ello, son lugares que albergan niveles de cultura y educación muy altos, y es importante no dejar de visitarlos. Pero ¿temes que tu visita a un museo, el que sea, no sea de tu agrado? No te preocupes: aquí te dejo 10 recomendaciones para que tu visita al museo sea una experiencia inolvidable.





La ciudad de los museos

Como primer apartado, debo dejar en claro que no es necesario salir de donde estás para visitar un museo. La Ciudad de México tiene el mayor número de museos a nivel mundial. Alberga un total de 172, según estadísticas del Sistema de Información Cultural de la Secretaría de Cultura. Algunos de los más importantes son el Museo Nacional de Antropología e Historia, el Museo Palacio de Bellas Artes, el Papalote Museo del Niño, y el Museo Mural Diego Rivera, por nombrar algunos.


México es un país con muchos museos muy interesantes y es un orgullo para mí, como mexicano, el saber que mi país se encuentra hasta el tope en lo que a opciones de museos se refiere. No por esto, sin embargo, debemos descartar otros grandes museos a lo largo del mundo, tales como el Museo del Louvre en París, Francia, el Museo del Prado en Madrid, España, y el Museo de Historia Natural en Nueva York, EE.UU.


Una vez dicho esto, vamos ahora sí con las recomendaciones:


1. Investiga sobre las exposiciones con anticipación. Llegar a un museo puede ser abrumador, y es muy fácil perdernos entre tantas obras de arte o exposiciones. Por ello, es mejor saber con anticipación en qué salas se localizan las obras o exposiciones que sean más de tu interés. De esta forma, al terminar de apreciarlas, podrás disfrutar con calma y tranquilidad el resto del recorrido.


2. Estudia sobre la vida del artista. Si planeas visitar un museo de arte, ten en cuenta que es imposible conocer a todos los artistas cuyas obras se hallan expuestas. Pero, si existe alguna exposición o alguna obra que llamó tu atención por encima de las demás, y es la que planeas visitar, entonces lee sobre la vida del artista y lo que lo inspiró a crear sus piezas. Esto te ayudará a entrar en contexto y a entender mejor lo que estás a punto de presenciar.


3. Ve sin expectativas. Bien dicen por ahí que la principal causa de la decepción son las altas expectativas, así que lo mejor que puedes hacer si planeas visitar un museo es llegar sin esperar algo, sólo con la mente y el corazón bien abiertos a lo que las obras o las exposiciones te quieran transmitir.





4. Es mejor asistir solo que mal acompañado. No hay nada más frustrante que ir a un museo con un acompañante que no disfrutará de la visita, ya sea por que no le interesa el tema del museo, o por que quiera visitar las exposiciones rápido sin darte oportunidad de digerirlas poco a poco. Mejor considera la posibilidad de ir solo; así podrás tener una experiencia más personal sin que nadie te la arruine, y disfrutarás de tu tiempo.


5. Compra las entradas con anticipación. Por más motivado que vayas a un museo, si debes hacer una fila enorme para entrar, lo más probable es que termines fastidiado y al entrar, tengas menos ganas de realizar el recorrido. La consecuencia será una experiencia no grata.


6. Consigue las audio guías. Los guías de museo son personas profesionales que nos aportan, con su experiencia y perspectiva, gran valor al momento de realizar el recorrido; no obstante, hay algunos guías que rápidamente vuelven aburrida la visita o que imponen su juicio mientras explican las piezas o exposiciones. Por eso, la opción más recomendable es una audioguía, la cual podrás escuchar a tu ritmo y pausar o repetir para cerciorarte de alguna información.





7. Ve sin prisa. Cuando vamos a un museo y no tenemos mucho tiempo, es más fácil distraernos y no disfrutar de las obras. Lo mejor que podemos hacer es ir sin reloj y agendar una tarde que tengamos completamente libre, para poder permanecer las horas que sean necesarias.


8. Aprecia la obra de arte antes de leer su ficha técnica. Esto te ayudará a hacer funcionar tu mente y tu imaginación, generando ideas, situaciones, y emociones; lograrás conectar la pieza y que esta te diga lo que te quiere decir. Tal vez cuando leas quién fue el artista y qué quiso plasmar, sea por completo distinto a lo que creíste; lo importante son las percepciones que la pieza te deje.


9. Habla de la obra con tu acompañante. Si logras asistir con buena compañía que sí disfrute la visita, te darás cuenta de que es muy educativo, e incluso divertido, preguntarle cuáles son sus percepciones sobre lo que está viendo, pues siempre tendrá una opinión distinta a la tuya y es interesante dialogar sobre la experiencia.





10. No te juzgues. Seguir el ideal o la emoción del otro frente a una obra puede matar tu sentido del arte. Seguramente no coincidirás en muchas ideas u opiniones, y eso se vale. Escucha y respeta tus gustos; si la Mona Lisa no te atrapa, no te hace sentir ninguna emoción, no pasa nada; simplemente aprecia el valor histórico y estético de la pieza. Mejor enfócate en las piezas que verdaderamente te llamen la atención y te hagan formar una conexión emocional más allá que estética.


Además de estos consejos, es recomendable también llevar ropa cómoda, zapatos ligeros de suela cómoda que no hagan ruido al pisar (para no distraer a los demás visitantes), así como una libreta para tomar notas de las fichas o las audio guías, una linterna con pilas en caso de que se vaya la luz, algún refrigerio sencillo (como un sándwich) y agua mineral en un termo. Todo esto hará que tu experiencia se vuelva única y te queden ganas de volverlo a visitar.

159 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page