top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

10 pasos para elegir tu futura carrera


Este post va dedicado a los jóvenes que están en el periodo de transición de la preparatoria a la universidad, o directamente a la fuerza laboral. El dilema de no saber a qué dedicarte es universal y todos atravesamos alguna vez por él. Pero recientemente encontré una guía con los 10 pasos que puedes tomar para elegir tu futura carrera. ¿Se los cuento?


1: Recurre al autoanálisis. Todo empieza haciendo una crítica, honesta pero constructiva, de ti mismo. ¿Quién eres? ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades? ¿Qué habilidades tienes? ¿Qué es lo que siempre has querido realizar? Estas preguntas son fundamentales, puesto que te permitirán ubicarte, y facilitar la búsqueda de opciones.



2: Categoriza. Si ya has determinado qué habilidades tienes, sirve categorizarlas en diferentes grupos, de modo que cada grupo corresponda a un rango de habilidades y sus respectivas carreras. A partir de este paso va a ser de fundamental importancia cargar contigo una libreta o una bitácora en donde puedas llevar registro de tus observaciones o descubrimientos.



3: Investiga el campo laboral. Si ya has determinado qué rangos del campo laboral se ajustan a tu perfil personal, llegó la hora de investigar. Cada carrera tiene sus requisitos y su nivel de complejidad específicos. Nunca dejes de indagar puesto que hay detalles o datos curiosos sobre varias carreras los cuales podrían sorprenderte.



4: Entrevista a los adultos de tu entorno. La abogada, el dueño de restaurante, el maestro, el futbolista, Ia enfermera…intenta pasar todo un día con un profesional. Entrevístalo. Pregúntale sobre su día a día, los pros y contras de su trabajo. Es cierto que puedes encontrar mucha información en Internet, pero no hay nada como oírlo directamente de un profesional del campo que lleva ya varios años de experiencia, y el cual puede tener la verdadera clave para el éxito.



5: Haz la lista. Una vez que hayas terminado los cuatro campos anteriores, en tu libreta o bitácora haz una lista de las 10 profesiones (sin orden específico) que más se ajustan a tu perfil personal, con base a lo recopilado en tu investigación y en las entrevistas que realizaste.



Fuente de la foto: Mundo UVG


6: Enlista los pros y contras. Aquí va una buena noticia: todas las 10 carreras que tú hayas enlistado te pueden ayudan a ampliar tus horizontes, conocer gente nueva, y desarrollar nuevas habilidades. Y he aquí una mala: siempre va a ver algún aspecto en ellas que consideres dudoso. Así que, en tu bitácora, apunta tanto los aspectos buenos como los aspectos malos. Podría verse algo así. “Profesión #1: Médico. Pro: Me gusta ayudar a las personas. Contra: La sangre me da asco…” y así sucesivamente.



7: Sé realista. Ten en cuenta si para estudiar lo que quieres tendrías que mudarte, cuánto tiempo de viaje tendrías que realizar hasta el lugar de cursado o trabajo, y cuántas horas, días, semanas y meses le vas a poder dedicar a estudiar. Al reflexionar, considera si vas a trabajar mientras estudias, y cuáles son las ocupaciones y profesiones presentes en tu familia y tu entorno. Incluir la realidad de uno en la elección que toma le permite evaluar si su decisión es viable. Copia ese ejemplo.



8: ¿Que te apasione o que seas bueno en ello—aunque no te apasione? Este es un debate que muchos atraviesan a la hora de elegir carrera o profesión. Si algo te apasiona más que nada (por ejemplo, la música, como en mi caso) y a eso terminas dedicándote, trabajarías sin sentir que estás trabajando, lo cual te hará feliz. Pero, por otra parte, si lo que te apasiona es algo que no tiene remuneración económica alta, o una carrera que está a punto de desaparecer, te verás en un aprieto puesto que tendrás que reevaluar tu opción de carrera o buscarte un segundo empleo para poder sobrevivir. Pero, por otra parte, hay áreas en las que somos buenos sin que nos apasionen. Estas ocupaciones podrían brindarte más estabilidad, pero harán que el trabajo se sienta más como una carga u obligación que algo que realmente disfrutes.



9: Mantén abiertas las posibilidades. La mayoría de las personas ya tienen claro lo que quieren ser desde niños y de ese camino no salen. Pero hay excepciones. De chico Jeff Bezos quería ser astronauta, después físico, y luego experto en informática; esta última fue la carrera que terminó estudiando, gracias a la cual fundó uno de los sitios más conocidos (Amazon) y se hizo multimillonario. De la misma forma, quizás en este momento estés segurísimo que quieres ser paleontólogo, pero no descartes lo que hace un arquitecto, un diseñador industrial, o un cirujano. Siempre mantén una mente abierta a todas las posibilidades, puesto que nunca sabrás si mañana quizás te interese otra cosa.



10: Consulta a un asesor vocacional. Si quieres ir un paso más allá en tu búsqueda, intenta contactar a un asesor vocacional, el cual, con base a los primeros puntos, puede orientarte hacia la profesión perfecta para ti.

7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page