top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

10 razones por las cuales visitar Alemania

¿Estás planeando tus vacaciones de verano y aún no sabes cuál será tu lugar de destino? ¿Porqué no ir a Alemania?




Si bien es cierto que está del otro lado del mundo, y las cosas funcionan de un modo completamente diferente, ahí es donde está la emoción y la aventura. Alemania podrá ser un país territorialmente pequeño, pero tiene mucho que ofrecer. Prepara tu mochila, tu mapa, y tus zapatos más cómodos, porque haremos una rápida visita a un país repleto de maravillas. ¡Alemania tiene mucho que ofrecer, y aquí están las 10 principales razones por las cuales visitarla!


1. La diversidad cultural


Alemania es uno de los países más culturalmente diversos del mundo, lo cual podría resultar engañoso a primera vista. Es territorialmente pequeño, ocupando menos del 0,16% de la superficie terrestre; pero con 85,544,000 habitantes, ¡es el segundo país más poblado de la Unión Europea y ocupa el lugar 19 a nivel mundial! ¿Será buen momento para usar la frase “pequeño pero no debe ser tomado a la ligera?” Alemania abunda en historia, tradiciones, y oportunidades. Es difícil que te aburras en este país.


2. Los museos y monumentos

Fuente de la foto:ken schluchtmann / dirk daehmlow


En este país europeo se localizan un total de 6,800 museos. Están aquellos dedicados a hablar de uno de los episodios más vergonzosos de su historia para ellos: la Segunda Guerra Mundial. En el Zeitgeschichtliches Museum ubicado en Mannheim, se encuentra toda una colección de fotografías y artilugios dedicados a recopilar el horror del Holocausto y el régimen de Adolfo Hitler. Si la historia no es lo tuyo, prueba con alguno de los famosos museos de arte. Uno de los más icónicas es la Pinacoteca Antigua en Múnich, considerada el gran pancracio de la pintura de la cultura bávara.


3. Los castillos

Fuente de la foto: Civitatis Magazine


Alemania es un país con una gran tradición medieval, y entre los más bellos atractivos se encuentran los castillos y fortalezas de este periodo de la historia. Es como transportarte a un escenario de cuento de hadas. No por nada Walt Disney se inspiró en uno de ellos para el castillo que es el famoso logo de su estudio de animación. ¡Te encantarán!


4. La gastronomía

Fuente de la foto: El Viajero Feliz


Es indispensable si eres viajero probar la cocina local. ¡Nada como combinar agua sola, cerveza, y salchichas en una “biergarten” (terraza) clásica de las ciudades del centro de Alemania! Uno de los sellos de identificación de este país es su gastronomía y es una de las razones por las que la gente sigue regresando.


5. Los paisajes naturales

Fuente de la foto: go guides


En Alemania se tiene como principal prioridad el cuidado del medio ambiente. No importa en qué región te encuentres, no te dejarán de asombrar las áreas naturales. Ya sea que estemos hablando de la mítica Schwarzwald (Selva Negra) con sus caminos de vegetación perene, las cascadas, los pastizales repletos de flores o las montañas capeadas de nieve. ¡Lo que las postales nos dicen de Alemania y su belleza natural es cien por ciento completo! No entres a la estación del metro y deja tu BMW aparcado en la acera, porque no hay nada como recorrer a pie o a bicicleta todas estas vistas.


6. El orden


No por nada ocupa Alemania uno de los lugares más altos en cuanto a calidad de vida. Ellos se rigen por la disciplina y el orden. Bajos indicios de crimen y corrupción, hay agua potable en todas partes, la población está altamente capacitada y educada, y es un país muy burocrático. Este aspecto de la sociedad alemana podrá resultar a veces frustrante para los extranjeros, pero es la misma razón por la cual se ha mantenido funcionando y por la cual está considerada potencia mundial. Descubrirás que cualquier proceso en Alemania, desde comprar una casa hasta pagar la cuenta del restaurante hasta hacer fila en el supermercado, es rápido y efectivo.


7. La gente

Fuente de la foto: CNN Español


Parece ser que a la mayoría de las personas les encanta caracterizar a los alemanes como personas serias y frías sin sentido del humor; o como dicen en una película, “pan tostado sin sabor.” Pero los alemanes son todo menos pan tostado: en realidad son personas cordiales y sí tienen su humor, aunque esté repleto de ironía y pueda resultar cruel y desvergonzado para la mayoría. Si vas a Alemania no te encontrarás con una persona que no quiera conocerte mejor, te ofrezca de comer y beber, o te lleve a su casa. ¡Y ya no hablemos de los festivales y días nacionales! ¡Los alemanes podrían rivalizar con el Carnaval de Río de Janeiro!


8. La vida acuática

Fuente de la foto: Deutschland.de


Si te preocupa que Cancún o Puerto Vallarta no existan en Alemania, piensa otra vez. Podría decirse que cuando no se obsesionan con la cerveza, los alemanes se obsesionan con el agua. No para beberla, claro está, pero sí para divertirse en ella: navegación de velero, kayak, esquí acuático, windsurf… ¡Alemania es rey mundial en deportes acuáticos! Hay más de 12,200 lagos en el país todos accesibles e ideales para cualquier tipo de deporte acuático.


9. Los récords mundiales

Fuente de la foto: La Vanguardia


Alemania es un país que orgullosamente amerita varios récords mundiales: la calle más estrecha, la torre más inclinada (título el cual creerías que se llevaría Italia), la catedral más alta, y la mayor cantidad de plástico reciclado al año.


10. El pan de cada día

Fuente de la foto: Fricopan


Uno de los récords de Alemania de los que más se enorgullecen es el del mejor pan del mundo. Y es que, al igual que la cerveza, el pan es más que un alimento básico en Alemania: es un estilo de vida y un sello de identificación cultural. Hay más de 3000 variedades, desde el pan de trigo pasando por el integral, el pan para hacer tostadas, y también el dulce, puesto que los alemanes son muy golosos. ¡No dejes de probarlo!


¿Ya estás convencido? ¡Alemania te espera, y tú querrás regresar una y otra vez!

10 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page