top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

5 libros que son mejores que sus películas

Esta semana, las recomendaciones tomarán un giro interesante, en forma de debate.

Si me preguntan a mí, yo diré que es mucho más recompensante leer un libro que ver una película. Una película se mide en horas (1 y media, 2), pero un libro no conoce horas ni limite de tiempo. Si una película bien hecha (como Titanic) se queda contigo en el momento en que acabas de verla, entonces un libro bien escrito (como Sin Novedad en el Frente) se queda contigo aún más. Los libros hacen énfasis en la historia, en el desarrollo de la trama y de los personajes, hacen que te pintes una imagen de la historia; en una película se está representando todo visualmente, y muchas veces (esto es cierto para directores como Spielberg) se hace mucho más énfasis en los efectos visuales y auditivos, en los pequeños detalles que mientras más ves la película más vas notando.



Es por esta razón por la cual, en mi opinión, si estamos hablando de una historia contada en ambos medios, es mejor primero ver el libro para hacerse una idea de la visión del autor, y luego ver la película para así ya tener una idea bien clara y que resulte más emocionante representado de forma visual. Si empiezas con lo visual, y pasas luego a lo escrito, cuando leas, vas a imaginarte la película, y eso puede ser bueno, pero se pierde la emoción de descubrir una historia por primera vez, de la forma original en la que fue escrita.


Este no es un top de recomendaciones, simplemente es un listado de cinco clásicos que, en mi opinión, es mucho más recomendable descubrirlos primero en su versión literaria, para luego pasar a la pantalla.


Harry Potter, de J.K. Rowling


Fuente de la foto: Pinterest


¿Quién no conoce al joven mago con cicatriz en forma de rayo que le parte la frente? ¡Desde su primera aparición hace poco más de 20 años, este personaje ha enamorado a varios lectores! Sin embargo, aún en estos 24 años ha habido debate sobre si las novelas o las películas son mejores. Muchos Potterheads de hueso colorado (entre ellos) opinan que las novelas revelan más detalles, son más completas, y te mantienen aun más en el borde del asiento. Yo conocí Harry Potter por las películas, pero ahora pienso leerme las novelas porque estoy planeando un recuento de la historia con un personaje original, pero contado como están los libros, y respetando la visión original de J.K. Rowling. Yo puse esta saga en primer lugar porque es lo más obvio, porque es lo primero en lo que piensa mucha gente cuando viene a la mente del debate de libro-vs-película. La decisión final ¡es tuya!



Corazón de Tinta, de Cornelia Funke



Fuente de la foto: Ediciones Siruela

Este es un título que yo desconocí hasta que investigué y averigüé. Es la primera parte de una saga, y ha sido adaptado a una película. ¿A quién no le gustan las historias con piratas y desapariciones y misterios ocultos? La película, sin embargo, se queda corta a la hora de transportarnos a ese universo, y deja mucho que desear. Por eso mismo, ¡léete la tinta y papel primero!




Mujercitas, de Louisa May Alcott


Incontables veces ha sido este clásico adaptado a la pantalla grande, la más reciente adaptación es del año 2019 y estoy muy seguro que aún se seguirán planeando más. En este caso, no he leído el libro (solo he visto la película) pero estoy seguro que, al momento de que me lo lea, me voy a sentir aun más maravillado que con la cinta.















El Gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald


Ya conocimos a esta crítica materialista, y a su pesimista autor, en las primeras semanas de campaña. Aquí ocurre precisamente lo opuesto: Ya leí el libro, pero no he visto las películas. De esta manera, este es el consejo que les doy a los que no han hecho aún ninguna de las dos, que se embarren primero del tema y el contexto social, y después se enamoren con la interpretación de Leo.




Anna Karenina, de Leo Tolstoi




Lo mejor para el final. He aquí el que más tiempo tardó en ser adaptado, pero no por eso se pierde la magia de ninguno de los dos medios. Tomar en cuenta que, cuando en 1877 el escritor ruso publicó su obra de arte, se encontraba en un lugar y época en donde la magia de las historias visuales apenas se estaba concretando ¡Ni siquiera existían aún la televisión ni el radio, así que la literatura era la única forma de contar historias! Esto hace aun más especial este título, pues el contraste entre el contexto social del autor, quien dio a luz a su libro, y el nuestro, quienes ya tenemos color y sonido en nuestro arte, es tan magnánimo que, al abrir y leer la primera oración, realmente te transportas a un tiempo en donde todo era diferente y, posiblemente, considerarás que todo es mejor ahora, pero solo conociendo el pasado se puede construir el futuro.








Fuentes:

https://www.pinterest.com.mx/pin/585538389036997186/, cortesía de Sara Herrera, 1 de octubre de 2021.

28 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Diana Diaz Peña
Diana Diaz Peña
Oct 01, 2021

Definitivamente tienes toda la razón en tus recomendaciones. En el caso de HP definitivamente leer los libros es un millón de veces mejor. Simplemente el desarrollo de los personajes y la profundidad de sus acciones y decisiones no se ve en las películas, y mira que soy mega fan del universo fílmico de HP.

Mujercitas es un libro que se queda en el corazón para toda la vida. La última versión del 2019 me parece fantástica porque la directora y creadora realmente ama la historia y la adapta a nuestros tiempos con imágenes, secuencias y efectos modernos que enriquecen la historia y no la destruyen.

El Gran Gatsby, definitivamente es mejor el libro. Es denso igual que su narrador, pero…

Like
bottom of page