top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

Acercamiento a un gran autor!

Ah, el teatro. La emoción que aún le provoca a algunas personas sentarse en lo más alto, en los mejores asientos del lugar, siendo testigos de una de las corrientes literarias y artísticas más antiguas y veneradas de todos los tiempos. No por nada se considera al teatro como una de las bellas artes. Pero esta disciplina no tendría el renombre que tiene en la actualidad si no fuera por un hombre. Así que hoy listaremos algunas curiosidades sobre la vida del gran autor, que seguro te dejarán con el ojo cuadrado. Abróchate y toma nota, porque esto está de pelos.


El 23 de abril es considerada una fecha de oro para los bibliófilos y los amantes de la literatura y el teatro. ¿Por qué?

Simple: Es la fecha del nacimiento (y la muerte) de William Shakespeare. Así es: este hombre de letras nació y murió… ¡en el mismo día! Imagínate morir el día de tu cumpleaños. Es sin duda algo inusual, pero a Shakespeare le ocurrió así. Y este ya es un punto a favor de todo lo que logró y las innovaciones que vinieron tras su tiempo en el mundo.


Otra gran demostración de esto es que al parecer era el único literato de su familia. Tuvo la suerte de asistir a una pequeña escuela local, donde aprendió a leer y a escribir, así como latín y inglés (los dos idiomas habituales de educación en ese tiempo). Pero que los hombres fueran educados en las lenguas y las artes era algo inusual en la época; a los hombres generalmente solo se les enseñaba la doctrina de la Iglesia Católica, que tenía mucho poder en ese tiempo. Los registros oficiales apuntan a que los padres, abuelos y hermanos de Shakespeare eran analfabetas. Le sirvió a Shakespeare venir de una familia humilde; eso lo motivó más. Pero eso es solo la junta del iceberg.



Por ejemplo, ¿sabían que William Shakespeare es el hombre atribuido con enriquecer el idioma escrito y hablado, particularmente el inglés? Este dramaturgo y hombre de letras usó ¡más de 880,000 palabras en la totalidad de todas sus obras! Y de estas, entre 17,000 y 20,000 entraron al lenguaje cotidiano. Aunque parezca increíble de creer, a Shakespeare le debemos palabras como alligator (caimán), amazement (asombro), arrogance (arrogancia), courtship (noviazgo), assassination (asesinato), bloody (sangriento, o “maldito” en el lenguale coloquial), generous (generoso), road (camino), y suspicious (sospechoso).


En la obra El Mercader de Venecia aparecen por primera vez la expresión “No es oro todo lo que reluce”; y el nombre Jessica. Guau, seguramente este hombre tenía la cabeza en llamas.


** imagen: newyorker.com


Shakespeare realmente estaba obsesionado con las cifras largas. Tuvo 7 hermanos, y un matrimonio con una mujer embarazada ¡casi 20 años mayor que él! Fruto de este matrimonio nacieron Susanna, Judith, y Hamnet, quien falleció a los 11 años por causas desconocidas. Solo una de sus hijas le dio una nieta, quien murió en 1670 sin descendencia. Se convierte así el Bardo en uno de los personajes históricos sin descendencia directa. Pero si me preguntan, su descendencia está en sus contribuciones literarias, no en su vida personal.



A pesar de que la mayoría lo reconocemos como dramaturgo, Shakespeare era también poeta. (Acento francés: ¡Ah, el lenguaje del amor, el lenguaje más pulcro y completo del mundo, cuánto nos hace falta!) Sus 154 prosas y versos se caracterizan bajo la categoría de “soneto”. No solo hablaba del romance y el amor, si no también de la política y la mortalidad. Entre más de 20 obras con más de 500,000 palabras y casi 200 poemas con, al menos, otras 20,000 palabras, imagínense todo el tiempo que tenía para explorar y conocer.


¿Cuál es la obra más larga de Shakespeare? ¿La más corta? Algunos de nosotros tenemos la suerte de ver las representaciones en vivo, pero nos inmersamos tanto en la historia y en los personajes que perdemos cuenta del tiempo. La obra más corta de Shakespeare, La Comedia de las Equivocaciones, toma menos de 90 minutos en ser representada. En comparación, la más larga es Hamlet, la tragedia del príncipe de Dinamarca, que requiere un total de 4 horas, incluyendo intermedios. ¡Uff, mis respetos a los actores, al equipo de producción, y a los propios miembros de la audiencia, por resistir las 4 horas completas!



*** ilustración: RaRo81 on DeviantArt


Vivimos rodeados de Shakespeare a cada rato sin estar enterados. Muchas películas famosas están basadas en sus obras. Por ejemplo, West Side Story, la historia de las pandillas rivales de Nueva York, es una adaptación moderna de Romeo y Julieta. El Rey León de Disney es una versión familiar de Hamlet. Orson Welles (sí, el mismo de Rosebud y el bulo de H.G. Wells) hizo una adaptación de Macbeth ambientada en el Caribe, allá por los años 30, con un elenco de color y magia vudú de por medio.


¿A poco no resulta admirable como un hombre de clase humilde logró superar sus propios límites y romper las barreras del tiempo y la sociedad?


No por nada es Shakespeare el segundo autor más citado de habla inglesa, y no por nada se le considera “El Bardo”. Sin Shakespeare, no hay literatura, así de sencillo.


Shakespear en números:


***infographic de : http://englishteachermargarita.blogspot.com/2015/04/april-23rd.html


Fuentes:




8 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Diana Diaz Peña
Diana Diaz Peña
Jul 30, 2021

¡Wow! Este artículo esta increíble. Me encantó.

Like
bottom of page