top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

¿Cómo prepararse para un viaje ?

Ahora que nos estamos acercando a junio, quizás muchos de ustedes estén considerando irse de vacaciones. No hay nada como escapar de la rutina diaria y descansar varios días o quizás incluso varias semanas.




Pero quizás esta es la primera vez que realizas un gran viaje y no tienes ni la menor idea de por dónde empezar. El primer paso en sí es muy obvio: ¡hacer la maleta! Sin embargo, el simple paso de hacer la maleta es un proceso que en sí consta también de varios pasos. ¿Qué te parece si recopilamos en esta corta y efectiva guía todo lo que necesitas saber para armar la maleta como todo un profesional?


¿Cómo empacar el contenido?


1.      Primero lo primero: determina el tipo de viaje. ¿Va a ser de doble pasaje (ida y regreso), o solo de idea? ¿Va a ser un viaje de negocios o uno de vacaciones? ¿Qué tipo de destino te espera? ¿Playa, montaña, un lugar donde hay mucha agua, o es una ciudad grande? ¿Luna de miel, aniversario, graduación? Éstas preguntas son siempre las primeras que un buen viajero debe contestar, pues no llevarías un sombrero de playa, gafas de sol ni bañador a unas oficinas en Tokio, ¿cierto? Así que haz cuentas y balances y que la lógica dictamine el resto.

 

2.      Haz una lista de los indispensables. Los indispensables son las cosas que no pueden faltar sí o sí en tu maleta. Por ejemplo, joyería, dinero, pasaportes, medicinas, y otros documentos, dispositivos electrónicos, mudas de ropa, y productos de higiene personal (champú, acondicionador, pasta dental, desodorante, crema para el cuerpo, crema de afeitar, etc.) Estos últimos los encontrarás en el hotel, seguro, pero yo en lo personal soy alguien muy precavido que prefiere usar sus propios productos.

 

Los sets de pijama son indispensables también (a nadie le gusta dormir en jeans, ¿verdad?) Al igual que un botiquín de primeros auxilios; las ampollas y otras lesiones leves, así como intoxicación por comida, son más comunes de lo que la mayoría de los viajeros creen. Y no está de menos traer algún remedio para una garganta acatarrada; los cambios atmosféricos, el avión (que es una mansión flotante de gérmenes), y los aires acondicionados de los hoteles lo vuelven a uno susceptible a la gripe, la influenza, o cualquier otra infección viral. Todo esto debe ser incluido en el llamado equipaje de mano y es lo primero que es ingresado en el aeropuerto.


Advertencia: los objetos terminantemente prohibidos en el equipaje de mano incluyen: estacas de tiendas para acampar, encendedores, sopas y otra comida enlatada, objetos contundentes (bats de béisbol, raquetas de bádminton, equipo de artes marciales), sombrillas con punta, cañas de pescar, taladros, peróxido (gases lacrimógenos, blanqueadores para el cabello, extintores), y lanzallamas.




 

3.      Evita las manchas. Encontrarse con manchas en la ropa clara al término del viaje es muy común, y muy irritante. Una manera muy sencilla de evitar esto es enrollando la ropa en lugar de doblarla. Así ahorras también espacio. Al empacar, asegúrate de guardar toda la ropa clara al revés, y utiliza los gorros de baño en los hoteles para separar la ropa clara de la oscura y cubrir las suelas de los zapatos, pues estas son de las prendas más susceptibles a las manchas.

 

4.      Viaja con el menor peso encima. Guarda dentro del calzado cosas pequeñas como dinero, calcetines, y ropa interior. Sella muy bien botellas y envases, y asegúrate de que sean de menos de 100 ml de contenido. A la hora de empacar, cada centímetro es de potencial uso. Aligerar el equipaje es importante no sólo a la hora de empacar, si no estando ya en el aeropuerto, como veremos más adelante.




 

5.      Mantén todo ‘fresco.’ Las mudas de ropa deben mantener olor fresco, sobre todo si el viaje es largo. Esto se puede lograr con ayuda de los desodorantes y pastillas anti humedad que venden en cualquier Oxxo cerca de tu domicilio.

 

6.      No cargues con cosas de más. Supongamos que mientras estás en tu destino debes estudiar o repasar algún tema importante, ya sea de la universidad, escuela, o trabajo. ¿Para qué cargar con las súper guías o acordeones, los gordos libros de texto y las fotocopias? Gracias al Internet, es fácil usar Amazon Kindle, blocs de notas, y demás aplicaciones para tener todo tu material de repaso en un dispositivo.

 

7.      No olvides utilizar bolsas Ziplock. Son muy útiles para guardar dispositivos electrónicos e incluso zapatos.




 

¿Cómo hacer el check-in?

 

8.      Determina el peso y las dimensiones de tu equipaje. Lo más ideal es que el equipaje de mano no exceda los 55 cm de alto por 40 cm de ancho y 25 cm de profundidad. El peso recomendado en la mayoría de las aerolíneas comerciales es de 10 a 20 kilogramos.

 

9.      Marca tu equipaje. El 90% de las veces, la maleta de viaje puede ser totalmente idéntica a la de otros 5 pasajeros en el mismo vuelo. Utiliza moños, etiquetas de colores, cuerdas, tags, o cualquier otro elemento que te permita identificar a la distancia tu equipaje entre muchos otros parecidos.

 

¿Qué hacer después del primer vuelo?

 

10.  Empieza a viajar más ligero. OK, ya sobreviviste al primer vuelo y ya sabes qué hacer y cómo hacerlo. ¿Ahora qué? Algunas maletas de viaje antiguas añaden unos kilos extra de peso. Si te conviertes en un viajero frecuente, y el peso del equipaje comienza a convertirse en un problema frecuente, lo mejor que puedes hacer es cambiar a un equipaje de materiales más livianos, o inclusive a un backpack.

 

¿Te pareció útil esta guía? Si es así, házmelo saber en los comentarios y ¡feliz viaje!

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page