top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

El del bigote con mostaza!

(Esta es una historia basada en la popular comedia estadounidense Friends, que se ha vuelto una de mis series favoritas al igual que una de las favoritas, si no es que LA favorita, de todo el público. Por lo tanto, esta es mi oportunidad para hacerle un homenaje a esta gran serie de la mejor manera que se me ocurre. En honor a los acérrimos fans de la franquicia, se han mantenido los nombres, las ocupaciones, y las personalidades originales de los seis protagonistas, con algunos ligeros cambios y la diferencia de que se los tendrán que imaginar animados, en lugar de como personas reales. Espero disfruten esta rápida pero comiquísima lectura.)



foto cortesía de María Reyes NR 2016


En el apartamento de Mónica, una chef de Nueva York, se encuentra su mejor amiga de toda la vida Rachel, y tres personas más: Phoebe, una masajista que toca con su guitarra canciones…digamos muy peculiares; Joey, un actor amante de la comida y de las mujeres; y Chandler, el mejor amigo y compañero de cuarto de Joey que nadie sabe en qué trabaja, pero definitivamente tiene algo que ver con computadoras. El hermano mayor de Monica, Ross, es paleontólogo y se encuentra en Utah desenterrando huesos, para luego presentar sus hallazgos ante una comisión. Ahí andan los otros cinco amigos, esperando su regreso. Monica, como siempre, se encuentra categorizando sus toallas.


Monica: “Viejas, baño, cocina, playa…”


Chandler: No olvides la 12ª categoría.


Rachel: ¿Cuál es la 12ª categoría, Chandler?


Chandler: “Amigos que hablan mucho y comen sucio.”


Rachel (indignada): ¡No comemos sucio! Solamente Joey.


Joey (ríe con la boca llena mientras lee una historieta): ¡Esos Pitufos nada más andan por ahí sin rumbo!


Phoebe: ¡Guau! ¡Me encantan! ¿Y en qué número vas?


Joey: El número 57.


Mónica: ¿Qué pasa en el número 57?


Joey: No lo sé, apenas voy en la portada.

En ese momento por la puerta entra Ross, de inmediato todos corren a abrazarlo y empiezan a hacerle preguntas.

Ross: A ver chicos, uno a la vez, por favor.


Mónica: Hermano, lo más importante: ¿Cómo te fue?


Ross (suspira): Pues ¿Qué puedo decir? Nunca creí que me invitaran a hablar en un consorcio de paleontología. Desde que perdí mi trabajo por el drama del…sándwich, he estado muy deprimido, en una muy mala fase, ¿saben?


Todos están alegres por Ross.


Phoebe (mira su reloj): Ross, podría estar equivocada, pero ¿Qué no el consorcio es en 30 minutos?


Ross: He ahí la segunda noticia. El evento se movió al día de mañana en Washington, D.C., a las 8 de la noche. Así que mañana voy al aeropuerto nuevamente.


De inmediato todos los amigos brincan de felicidad y se abrazan.


Joey: ¡Estoy tan feliz, Ross!


Chandler: ¡Hay que celebrar!


Los seis amigos van a un restaurante para celebrar el triunfo de Ross, y Monica hace un brindis por su hermano, recordando una escena en la temporada 2 donde Ross hace el brindis por la promoción de Monica.


Monica: Por Ross, el nuevo miembro del Simposio Internacional de Paleontología, por ser un gran amigo, y por ser el mejor hermano del mundo.


Joey: Y por haberse divorciado por segunda ocasión, y por haber perdido su trabajo a causa de que se comieron su sándwich, y por haber dicho el nombre de Rachel en vez de el de Emily…


Todos (molestos): ¡JOEY!


Joey: ¿Qué? Yo sólo decía.


Los seis amigos brindan y luego empiezan a cenar.


A la mañana siguiente, Ross está haciendo sus maletas preparándose para ir rumbo al aeropuerto. En el baño, se afeita y se pone su suéter favorito mientras, emocionado y feliz, tararea una canción. Afuera del baño lo esperan las tres chicas, contentas de ver a Ross tan feliz luego de sus días de tristeza. Monica, Phoebe y Rachel ya tienen listas sus maletas, y sus itinerarios.


Rachel: ¡Woo! ¡Allá vamos, Washington!


Empieza a sonar de fondo la melodía del himno nacional estadounidense pero eso se arruina cuando entran Joey y Chandler con maletas e itinerarios también.


Chandler: ¡Washington!


Joey: ¡Y con mis amigos!


Ross: Joey, Chandler…ustedes no están invitados.


Los dos compañeros de cuarto se quedan boquiabiertos.


Chandler: ¡Retira lo dicho, Geller!


Joey: ¿Porqué no podemos ir?

Ross (suspira): Monica…


Monica: Miren chicos, pueden venir con nosotros a Washington, pero no pueden ir al evento y es por una razón: Ross y yo decidimos que su comportamiento es demasiado vergonzoso.


Chandler: ¿Vergonzoso?


A partir de aquí vemos algunos flashbacks. En uno de ellos, Chandler interrumpe la reunión de Ross con su jefe en el museo mostrándole fotos de su vergonzoso “look” universitario. En otro, Joey interrumpe la charla de Ross por estar ensayando para un monólogo teatral escrito por él mismo.


Chandler: Ross, estaba aburrido. No tenía nada que hacer

.

Joey: Era un papel muy importante.


Chandler: Un papel que tú creaste.


Joey: ¡AUN MÁS!


Rachel: Miren, chicos, pueden venir con nosotros a Washington, pero no…

Joey: ¡Queremos ir al evento también!


Chandler: ¡Eso no es justo!


Ross: Lo siento chicos, pero la decisión está tomada. Esto es algo para lo que he trabajado durante casi un mes, y todo debe salir bien.


Monica: En cuanto termine Ross, ¿qué les parece si alargamos nuestra visita a Washington un día más? A partir de ahí, ya no nos separaremos.


Joey y Chandler, pareciendo conformes con esto, asienten.


Ross: Tengan sus maletas listas, partimos en media hora.


En una rápida escena, vemos como el avión parte con destino a Washington, con los seis amigos adentro. Una vez que llegan, Joey y Chandler se separan de los demás y Chandler lleva a Joey adentro de una tienda.


Joey: Chan, ¿Qué hacemos? Los demás se fueron hacia allá.

Chandler: Joe, descubrí la forma en que podamos colarnos al evento sin que Ross se dé cuenta.


Joey: ¿En serio?


Chandler (hace el sonido de silencio): Nadie se puede enterar. Sígueme.


La tienda resulta ser una tienda de disfraces y vestuario perteneciente a un amigo del papá de Chandler llamado Leroy.


Leroy: Vaya, pero sí es el hijo de Bing.


Chandler: Hola, Leroy. ¿Cómo te ha ido?


Leroy: El negocio es lento, pero hemos sobrevivido.


Chandler: ¿Ya conoces a Joey Tribbiani?


Leroy (le ofrece un apretón a Joey): Ah sí, me has contado sobre él. Actor, ¿verdad?

Joey (acepta el apretón): En un buen día, cuando no estoy buscando un gemelo falso.

Los tres hombres adultos ríen.


Chandler: Bueno, ahora a lo que vinimos. Para este plan necesitaremos los vestuarios de Leroy, y tus habilidades de actuación, Joe.


Tras un pequeño montaje, vemos que los dos amigos están completamente disfrazados, y sin embargo todos nos damos cuenta claramente quienes son.


Chandler: ¡Te luciste como siempre, Leroy!


Leroy: Todo por el hijo de Charles Bing.


Chandler: Leroy, no soy Chandler Bing. (finge un acento.) Soy Carolus Bingler, paleontólogo alemán.


Joey (imitando un acento también): ¡Y yo soy su colega, el Dr. Jacob Dommeler Strauss! (Le susurra a Chandler.) “¿Bingler?” Es lo mejor que se te ocurrió. “¿Bingler?”

Chandler: Fue todo tan repentino. Ven, tenemos que irnos. ¡Gracias otra vez, Leroy!

Leroy: ¡Dile a Monica que un amigo de Charles Bing le mandó saludos!


Chandler: ¡Eso haré!


Afuera del Instituto Smithsoniano, se ha formado una fila compuesta de paleontólogos, profesores universitarios, y adeptos al tema. Ross se encuentra hasta el frente con las tres chicas, y unas cuantas filas detrás, Joey y Chandler, con sus nuevas identidades. Monica voltea a verlos, se da cuenta de lo que están haciendo, y se palmea la frente. De inmediato le susurra a su hermano que se palmea la frente también. Ross voltea a ver a Chandler y Joey molesto, estos sonríen nerviosamente. Ross les hace una seña diciendo “no lo echen a perder,” a lo que ellos responden con la seña, “ni notarás que estamos ahí.” Uno de los científicos justo delante de ellos los llama.


Sr. Elkwood: ¿Ustedes también son paleontólogos?


Joey: (con acento) Este sí, yo soy el Dr. Jacob Dommeler Strauss.


Chandler: (con acento) Y yo soy su colega, el Dr. Carolus Bingler.


Joey: (con acento) Somos alemanes.


Sr. Elkwood: ¿Vinieron a presentar?


Chandler: (con acento) No, vinimos a apoyar a nuestro colega americano Ross Geller.

Joey: (con acento) Sí, el Dr. Geller, de América.


Chandler: (con acento) Somos grandes fans de su trabajo y vinimos desde Alemania para apoyarlo.


Los dos (con acento): Ja, sí.


Sr. Elkwood: OK. Y díganme, ¿tienen algún trabajo publicado? (Ambos quedan congelados.)


Chandler (pensando rápido, con acento): ¡Angie Dickinson!


Mientras el Sr. Elkwood voltea, Joey y Chandler se mueven unas cuantas filas más atrás. A simple vista se nota lo poco que encajan Joey y Chandler entre todas estas personas. Los demás son paleontólogos y científicos, con años de estudio y viajes por el mundo. Mientras tanto, ellos sólo han viajado al extranjero una vez (para la boda de Ross) y no saben absolutamente nada sobre dinosaurios o vida prehistórica. Sin embargo, esta pequeña travesura valió la pena para apoyar a su amigo.


Tras casi 40 minutos y moviéndose la fila a un ritmo extremadamente lento, a Joey le dan muchas ganas de hacer del baño.


Chandler: ¿Joey? ¿Qué tienes?


Joey: ¡Demasiadas…ganas…de hacer!


Chandler: Te dije que no tomaras tanta agua.


Joey: ¡Es que tenía tanta sed!


Chandler: OK, ya, mira (apunta hacia una flecha que indica donde están los baños.) Creo que los sanitarios están allá.


Joey se sale corriendo de la fila y llega hacia las puertas de los baños. Está tan pero tan perdido en el pensamiento de que tiene que ir al baño, que no se fija y entra en el baño equivocado. Se escucha un grito de mujer y Joey sale siendo perseguido por una mujer con un paraguas, y luego entra al baño correcto.


Vuelve a la fila después de hacer y se reencuentra con Chandler. Ross ya está dentro dando su conferencia.


Chandler: Joey. Ya llegaste.


Joey: Larga historia. Después de salir del baño, pasé por un puesto de perritos calientes y pues…no pude evitar agarrar uno.


Chandler: ¿No me trajiste?


Joey: No había de tus favoritos, con mayonesa extra. Como sea, creo que tengo una mancha de mostaza a un lado del bigote que no he podido limpiarme. ¿Podrías por favor pasarme un pañuelo húmedo?


Chandler saca un pañuelo y se lo da a su amigo. Joey lo agarra, y empieza a tallarse para limpiarse la mostaza. Desafortunadamente, se frota la cara tan fuerte que el bigote postizo se desprende, alarmando a los dos.


Joey: ¡Ay no! ¡No, no, no, no, no!


Chandler: ¡JOEY!


Joey: ¡Vuélvemelo a pegar, rápido!


Los dos hacen una escena mientras Chandler intenta volver a colocarle a Joey el bigote correctamente, obviamente arruinando la charla de Ross. Uno de los miembros del público los señala.



Mujer de la audiencia: ¡Oigan! ¡Trae un bigote falso!



Todos los asistentes voltean a ver, mientras el bigote se desprende definitivamente.

Hombre de la audiencia: ¡Seguridad!


Se activan unas alarmas y Joey y Chandler son sacados a la fuerza del lugar mientras Ross cruza sus brazos y agita la cabeza en señal de decepción, pues los chicos rompieron su promesa.


Ya afuera Joey y Chandler siguen quejándose con sus acentos falsos.

Joey: (con acento) ¡Esto es un ultraje!


Chandler: (con acento) ¡Nosotros tenemos permiso para estar aquí! ¡Quiero hablar con el gerente del lugar!


El guardia más grande de todos, Big Al, le arranca el bigote postizo a Chandler, haciéndolo gritar de dolor.


Big Al: ¿Saben que puedo arrestarlos por colarse sin boletos a una fila?

Joey: (pensando rápido) ¡OK, mentí! ¡No somos paleontólogos! ¡Pero yo soy ilusionista! (Poniendo voz hipnotizante) Cierra los ojos, y sentirás como se tergiversa el plano de la realidad.


Big Al cae por lo truco mientras los dos amigos escapan.


Chandler: Joey, ¿ahora qué hacemos?


Joey: No lo sé.


De repente voltean a ver a una chica con abrigo de piel café también de Nueva York. La reconocen como Paula, una de las múltiples citas de Joey.


Chandler: Joe, ¿Qué no esa es tu ex de una sola noche Paula?


Joey: Tienes razón. ¡Sí es!


De pronto, a los chicos se les prende el foco.


Joey: Chandler…


Chandler: Parece que tuvimos la misma idea.


Segundos después, Big Al vuelve a abrir los ojos esperando ver que el plano de la realidad realmente se haya alterado. ¿Con qué se encuentra? Con una hermosa chica (Paula) frente a él, que lo deja enamorado. Mientras Big Al está distraído, Joey y Chandler se suben a un taxi y escapan. Big Al va rápido a la esquina a comprar flores.


Big Al: ¿La llevo a tomar un café, señorita?

FIN



33 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page