top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

El rincón del melómano: El fundador del heavy metal

Anthony Frank Iommi, Jr., más conocido como Tony Iommi, es un músico y compositor británico, más conocido por ser el fundador, guitarrista líder, y principal compositor de la banda inglesa de hard rock Black Sabbath (acreditados por ser la primera banda de heavy metal); así como el único miembro que ha permanecido en la banda desde sus inicios. Este guitarrista tuvo una vida llena de fortuito y marcada por varios incidentes clave. Curiosamente, uno de estos incidentes fue el que lo obligó a explorar la guitarra desde otra perspectiva y cambiar la forma en que tocaba, permitiéndole crear el sonido que hoy conocemos como heavy metal. ¡Acompáñenme a conocer su increíble historia!



imagen de John Rios www.grafixjam.com

Primeros años

Tony nació el 19 de febrero de 1948 en Aston, un barrio de clase baja en la ciudad de Birmingham, Inglaterra, el único hijo de Anthony Frank y Sylvia Maria. Su madre era una inmigrante italiana originaria de Palermo por lo que Tony tiene doble nacionalidad británica e italiana. Sylvia era hija de socialités de Palermo, dueños de viñedos. Tony fue criado en un ambiente católico, pero sus padres rara vez asistían a la iglesia. Su casa era también sede del negocio familiar, una tienda de oficios manuales. Sylvia era la dueña de la tienda, mientras que Anthony era carpintero.


A los 7 años, Tony inicia sus estudios en la Birchfield Road School, donde conoció a Ozzy Osbourne y a los demás miembros de lo que después sería la banda Black Sabbath. A los 9 años, jugando con otro niño en la calle, sufre una caída que le ocasionó un corte muy profundo en el labio superior izquierdo. A partir de ese incidente, muchos empezaron a apodarlo ‘Scarface’ (‘cara cortada’) por la cicatriz que le quedó, y también por eso años después decidió dejarse crecer su característico bigote para cubrir la cicatriz.


A partir de los 10 años, Tony empieza a practicar boxeo, judo, y taekwondo, para defenderse de las pandillas de su barrio. Por un momento su aspiración profesional fue la de guardia de seguridad en un club nocturno. Su interés musical surge con la batería, cosa que sus padres nunca le quisieron comprar, así que volcó su atención a la guitarra, inspirado por artistas como Chuck Berry, Eric Clapton, Wes Montgomery, y Joe Pass.

Tras terminar sus estudios, Tony empezó a trabajar, primero como plomero, y luego como empleado en una fábrica de anillos. Durante un tiempo trabajó también como empleado en una tienda de música, trabajo que según él dejó tras ser acusado falsamente de robar el establecimiento.


El accidente

A los 17 años, Tony se hallaba trabajando en una fábrica metalúrgica, trabajo el cual, en contra de los deseos de sus padres, decidió dejar para dedicarse a su carrera musical. En su último día, su capataz le llama repentinamente debido a que su compañero (el cual operaba la hoja de corte) se ausentó y Tony tuvo que presentarse para sustituirle. El problema era que Tony no tenía nada de experiencia para ese puesto, y debido a esa inexperiencia, la mano derecha de Tony va a dar a la hoja de corte y esta le rebana las falanges sus dedos medio y anular de la mano derecha.


Los compañeros de trabajo de Tony lo trasladan de emergencia al hospital. Este se estaba desangrando rápidamente y estaba muy adolorido. Uno de ellos logró recuperar los dos pedazos de dedo que faltaban, pero para cuando llegaron al hospital, ya era demasiado tarde: Tony había perdido definitivamente las falanges de dos de sus dedos de la mano derecha. Tony siempre tocó la guitarra como zurdo, siendo la mano derecha la que pulsaba en el diapasón. Por lo tanto, el diagnóstico era que Tony nunca podría volver a tocar. Es así como Tony se deprime muchísimo, pensando que sus días como guitarrista habían terminado.


En eso, el capataz de Tony llega al hospital con un disco de Django Reinhardt y le insiste en que escuche a dicho guitarrista. Tony lo último que quería en ese momento era saber de algo referente a la música o la guitarra; pero ante la insistencia de su capataz, Tony acepta y queda asombrado con lo que acaba de escuchar. Entonces su capataz le dice que Reinhardt tocaba sólo con dos dedos de su mano, esto producto de un incendio acontecido en su casa-remolque que le hizo sufrir graves quemaduras en todo el cuerpo y le desfiguró por completo la mano, inutilizándole dos dedos.


Nueva pasión, nuevo género

Al escuchar esta historia y totalmente atónito, Tony se inspira a no dejar de tocar la guitarra. Se vuelca de lleno en el estudio del instrumento y de la técnica. En el hospital, lograron colocarle dos prótesis de goma para reemplazar los pedazos de dedo faltantes. A Tony se le dificultó muchísimo hacer las estiradas y el vibrato. Su solución primero fue utilizar un calibre de cuerdas menos grueso; llegó a experimentar con cuerdas de banjo las cuales son más delgadas. Además, empezó a afinar la guitarra medio tono más abajo para reducir la tensión y que no le doliera mucho a la hora de tocar. Al afinar la guitarra más grave, esto produjo un sonido más denso y visceral que se convertiría en el sonido insignia de muchas bandas del metal más adelante; por eso a Tony se le atribuye la creación del heavy metal.


De Earth a Tull a Black Sabbath


En 1968, con sus excompañeros de la escuela primaria (John “Ozzy” Osbourne, Terry Butler, y William Ward), Tony forma la banda Earth. La propuesta del grupo era un rock psicodélico influenciado por Jimi Hendrix o 13th Floor Elevators. En 1969, la banda actuó en el festival “The Rolling Stones Rock N Roll Circus”. En esa presentación, de sus más exitosas hasta el momento, conocieron personalmente al carismático pero enigmático Sr. Ian Anderson, multiinstrumentalista y líder de la banda Jethro Tull. Ian, impresionado por el talento de Tony, lo invita a tocar en su grupo. Tony acepta la oferta y deja Earth, ante las protestas de los demás miembros.




Su tiempo en Jethro Tull fue relativamente corto, tocando en vivo con ellos solo dos veces. Después de dos meses, regresó a la banda Earth, quienes se renombraron Black Sabbath para evitar confusión con otra banda del mismo nombre.

Black Sabbath cambió por completo su estética, optando por un sonido más pesado y denso, y letras ocultistas y oscuras como la noche. Tony tomó el papel de compositor principal, y fue el cambio de estilo lo que realmente le permitió demostrar su estilo particular de tocar la guitarra.


Genio musical

Tony es indudablemente un genio musical. Fue uno de los primeros guitarristas inventivos de la historia, debido al ya mencionado estilo personal de tocar que empezó como una manera de ahorrarse dolor a la hora de tocar la guitarra pero que terminó siendo el sonido insignia de un nuevo estilo musical: El heavy metal.

No solamente es un gran guitarrista, si no también un excepcional compositor, tanto de riffs como de canciones. Él fue el responsable de algunos de los más grandes éxitos de los padres del heavy metal: “Paranoid”, “N.I.B.”, “War Pigs”, el homónimo “Black Sabbath”, “Iron Man”, “Electric Funeral”, por nombrar algunas. Tony es sin dudas un compositor brillante que entiende la importancia de cada uno de los componentes de una pieza musical que funcionan como un conjunto. Él fue realmente la cara y el miembro más importante de Black Sabbath y, como se mencionó anteriormente, el único que ha permanecido en la banda durante estos más de 50 años.

Como podemos ver la vida de Tony estuvo plagado por dificultades y contratiempos, pero de no ser por esos contratiempos jamás se hubiera convertido en la leyenda musical que es actualmente.

26 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Diana Diaz Peña
Diana Diaz Peña
Jun 07, 2022

Rendirse, nunca. Siempre existe una manera.

Gracias por tan interesante relato.

Like
bottom of page