top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

El rincón del melómano: ¿Ser autodidacta o asistir a clases? Mi opinión personal

Con esta situación de pandemia que estamos atravesando, seguro que muchos de ustedes han aprovechado para aprender cosas nuevas, entre ellas, a tocar un instrumento. Algo que deben saber es que hay un gran debate sobre qué es mejor: Si aprender a tocar por tu cuenta (o séase, ser autodidacta) o asistir a clases de música. Entonces, pata todos ustedes que enfrentan este dilema, vine a darles mi opinión personal sobre cuál de las dos .




Al igual que memorizarse las tablas de multiplicación, practicar algún deporte, o desarrollar cualquier tipo de conocimiento, el aprendizaje de un instrumento requiere práctica, paciencia, y tiempo. Eso es lo primero que hay que tener en cuenta. Si vas a dedicarte a ser músico necesitas estar dispuesto a sacrificar horas, días, semanas, y meses de tu vida en ello, en tu actividad. Por lo tanto, también necesitas hacer un balance de tu personalidad, los puntos fuertes y débiles, y determinar cuál de las dos opciones se ajusta mejor a tu plan de estudio o progreso en tu instrumento.


Ahora bien, hace 30 años, no había Internet, por lo que aprender algo por cuenta propia era muy difícil. En esta era digital, puedes encontrar la información que desees, cuando y donde quieras. Eso se aplica al aprendizaje musical. Hay millones de tutoriales en YouTube, en páginas hechas por aficionados al tema, que te van guiando paso por paso. Y precisamente por eso es por lo que ahora mucha gente opta por aprender música por su cuenta, ya sea a base de libros, videos, o el Internet.


En mi opinión, la mejor opción es asistir a clases. Por mucho que uno tenga talento natural, hay cosas que no se pueden adquirir o perfeccionar por cuenta propia. Yo voy a clases de guitarra y en estos últimos dos meses he progresado mucho más de lo que yo mismo creí que lo iba a hacer. Por lo tanto, aquí voy a hacer un recopilado de 5 razones por las que yo defiendo el asistir a clases por encima de estudiar por tu cuenta:


1. Retroalimentación inmediata. Eso es lo que me parece más importante. Si tú te pones a aprender guitarra en base a libros o tutoriales en Internet, es un método rápido y efectivo. Sin embargo, en el momento en el que cometas un error o un gazapo, va a ser más difícil que te des cuenta, porque no hay nadie que te esté observando. Si en cambio, consigues clases con un profesor de tu instrumento, éste en todo momento va a poder observar y corregir los detalles, y darte consejos que ningún tutorial o libro puede darte. Esto te ayudará a convertirte en un músico más completo.


2. Flexibilidad horaria. ¿Has oído hablar del concepto de “práctica consciente?” A la hora de aprender a tocar un instrumento, además de la parte técnica entra también en cuenta la parte mental. La práctica consciente es algo que te ayudará a fijarte 45 minutos o 1 hora diarios de tocar guitarra de manera natural, concentrado de lleno en dicha actividad, y tocando cada día mejor. Y si bien esto es fácil hacerlo por cuenta propia, no hay nada como apartar dos o tres días a la semana para clases de guitarra, con un horario fijo, sentarse, y olvidarse de todo lo demás por un momento. El tiempo se pasa rápido cuando estás haciendo algo que te gusta, y en el caso de la música, te eleva más allá del plano del universo…


3. Teoría musical. La teoría musical te permite comprender las bases de la rítmica, la armonía, la melodía, y los componentes de una canción. La técnica te ayuda a interpretar una pieza; la teoría va un paso más allá y te permite “descomponer” la pieza, interpretarla y darte cuenta del genio creativo que se requiere para componerla. Vale la pena aprenderla, ¿no? Desafortunadamente, en esta era digital, los nuevos melómanos están hasta el hartazgo de técnica…pero les falta mucho de teoría. Para eso existen los profesores y las clases presenciales. Y si bien es cierto que hay muchos casos de genios musicales que han compuesto piezas entrañables y atemporales sin una pizca de conocimiento de teoría musical, no hay nada como realmente “respirar” la música, algo que la teoría te ayuda a hacer.





4. Juntarte a tocar con otros. Cuando comenzamos a practicar un instrumente siempre nos pasa que somos demasiado tímidos o reacios a tocar con o para otros al creer que aun no somos suficientemente buenos. Tocar con otros músicos, sobre todo con músicos más experimentados que tú, es una de las mejores decisiones que puede tomar. En primer lugar, porque al juntarte con los que saben más que tú, aprenderás mucho más que juntándote con los que están a tu mismo nivel o un nivel inferior. Y segundo, porque de esa forma aprendes que la música no es labor solo de una persona, y que no hay nada como trabajar juntos para lograr grandes resultados. Olvídate de que la computadora sea tu única “amiga” en esta travesía: tan fuerte pasión merece ser compartida con otros como tú, los cuales puedes encontrar en las clases presenciales de música.


5. Fomenta la idea de música como profesión.

Si quieres dedicarte a la música como opción laboral, debes entender que se requiere el mismo nivel de pasión, sacrificio, y estudio que para una carrera más tradicional, como médico, contador, ingeniero, etc. La música es para los valientes, para los fuertes de mente, alma, y espíritu. Las clases de música presenciales son una buena forma de empezar tu carrera de músico desde abajo, puesto que te obliga a establecer un horario, a aceptar y recibir consejos, a juntarte con otros que se quieren dedicar a lo mismo, y a todos los días aprender algo nuevo. No podemos, ni debemos caer, en el cliché del artista atormentado que sigue viviendo en el sótano de sus padres y sólo puede agarrar el lápiz cuando la inspiración “le llega.” No, el aprendizaje debe ser siempre algo ameno y divertido.


Después de la evidencia que he presentado, ¿estás listo para desempolvar las seis cuerdas y descubrir un nuevo y fascinante mundo?


Cómo parte final del blog, y para todos aquellos que quieren aprender guitarra de forma académica, les pasamos la información de mi actual maestro de guitarra, Alejandro Salas Serrano. Estoy seguro que les agradecería mucho que consideraran tomar clases con él. La música es su pasión y nada lo haría más feliz que compartirla con otras personas. Abajo les dejamos el logo de la academia y su número de contacto:


ACADEMIA DE MÚSICA BLUE NOTE

MAESTRO ALEX SERA Whatsapp #5525002618

19 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Diana Diaz Peña
Diana Diaz Peña
Jul 26, 2022

Como me gusta leerte. Me encanta que tengas esto claro en tu vida, "No podemos, ni debemos caer, en el cliché del artista atormentado que sigue viviendo en el sótano de sus padres y sólo puede agarrar el lápiz cuando la inspiración “le llega.” No, el aprendizaje debe ser siempre algo ameno y divertido".

Te admiro por tener tanta madurez aún siendo tan joven.

Like
bottom of page