top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

Miniguía: microrrelatos, qué son y cómo escribirlos

¿Alguna vez habían oído mencionar este género literario? En este post vamos a indagar de fondo en qué es un microrrelato y además les voy a dar una guía práctica de 10 consejos para escribir una de estas narraciones.




¿Qué es?

Empecemos con lo básico: ¿Qué es un microrrelato? Lo primero a tener en cuenta es que es una forma narrativa en prosa, pero no es un poema. Tampoco es una fábula, ni un cuento, ni el resumen de un cuento. El microrrelato es su propia forma literaria, es un texto narrativo súper breve que cuenta una historia. “Deben imperar la concisión, la sugerencia y la precisión extrema del lenguaje, a menudo al servicio de una trama paradójica y sorprende.” (Vall :08.)

Así pues, podría decirse que el microrrelato tiene como objetivo romper las expectativas del lector sobre lo que está leyendo. Esto se suele lograr a través de un giro inesperado.


Los consejos

Con esto dicho, veamos entonces esta mini guía de 10 consejos para que tú también puedas empezar a incursionar en esta fascinante forma narrativa.


1: Sé sintético. Como mencionamos anteriormente, en lugar de revelar, debes sugerir. El microrrelato no es un resumen. Su atractivo está en su inmediatez. No necesitas más que un párrafo (a veces sólo tres líneas) para contar una gran historia.


2: El giro. Este es quizás el detalle más importante por cuidar. Al escribir un microrrelato, debes evitar descripciones abstractas o juicios de valor, o convencer al lector de lo que debería sentir. El objetivo de esto es siempre sorprender al lector.


3: Cuida la cuestión de tiempo. Lo más recomendable es que sólo pasen unos cuantos minutos, o quizás incluso sólo unos cuantos segundos, entre el principio y el final de tu historia.


4: Recuerda siempre que el texto debe sugerir, no contar.


5: Enfócate en la idea. Si bien esto es lo básico para cualquier forma narrativa, en el microrrelato se enfatiza aun más la importancia de la idea principal. Debe quedar bien oculta o sutilmente sugerida dentro de tu historia. Es importante poner énfasis en los detalles. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.


6: Precisión en el lenguaje. Debes estar bien seguro de lo que se cuenta y cómo se cuenta. Hay también que elegir las palabras correctas. En general, no te esfuerces demasiado por adornar con modismos o palabras innecesarios, hazlo todo lo más simple posible.


7: Hay que recordar contar sólo lo esencial. El tema o idea de la lectura se revelará por sí mismo/a cuando llegue el giro.


8: Economiza en los medios. No más de tres personajes, no más de uno o dos lugares, y duración muy breve.


9: El título. De los elementos más importantes. No resume la historia, pero sí es parte de ella. A veces hasta puede ser el giro. Esto sirve, puesto que muchas veces, al terminar de leer el microrrelato, los lectores vuelven a revisar el título, puesto que ahí está el significado de lo que acaban de leer.


10: El principio es importante para situar rápidamente el lector. Sin embargo, lo más importante de tu historia es el final. Esa es la parte que sorprende y rompe las expectativas, es la parte que le da el propósito a la lectura.


Para finalizar, aquí te dejo algunos microrrelatos muy graciosos para que encuentres en ellos inspiración para tus propios escritos:





“El dinosaurio”—Augusto Monterroso

“Calidad y cantidad”—Alejandro Jodorowsky

“Un sueño”—Jorge Luis Borges

“Amor 77”—Julio Cortázar

“La intrusa”—Pedro Orgambide

“Tranvía”—Andrea Bocconi

“Toque de queda”—Omar Lara

“La verdad sobre Sancho Panza”—Franz Kafka

“La manzana”—Ana María Shua

“Sueño de la mariposa”—Chuang Tzu

“Carta del enamorado”—Juan José Millás


Aunque breves, estos relatos son divertidos, intrigantes, y te otorgan un buen minuto de lectura.



Fuente de la foto:

Fuente de los consejos:

25 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page