top of page
  • Foto del escritorSEBASTIAN DIAZ

Tips para escribir un final perfecto para tu guion


Siempre he creído que la parte más difícil de abordar en la escritura de un guion es el final. Es fácil introducir el conflicto, e irle dando fuerza a través de las acciones de los personajes, pero algunos batallan con crear una conclusión que verdaderamente le de cierre a la historia, y lo más importante, que satisfaga al espectador. Pero es por lo mismo que es importante cerrar con broche de oro: por muy impactantes o complejos que sean los giros argumentales, una conclusión débil echará a perder el resto de tu buen trabajo.

Aquí, por lo tanto, te dejo una serie de tips para escribir un buen final para tu guion y no perderte en el proceso:


Planifica las cosas: Para el momento en que empiezas a escribir, ya deberías saber cómo vas a terminar. Piensa en la expansión del mundo a través de la navegación marítima: ningún navegante se lanzaba a la altamar sin un mapa ni una brújula, ¿verdad? De la misma manera, como guionista, no esperes sentarte frente a una hoja en blanco, empezar a escribir, y que mágicamente las cosas se solucionen solas. Debes tener bien definida tu historia, dónde empieza, cómo se desarrolla, y cómo las acciones de los personajes llevarán al punto donde termina. Es importante meterte en la historia y saber lo que haces. Eso también te permitirá crear giros convenientes y momentos satisfactorios de recompensa, porque habrás tenido tiempo de plantar las semillas de todo ello desde el principio y a lo largo de la historia.


Lo interno y lo externo: Con esto me refiero a que es importante escribir un final que plasme perfectamente la evolución del personaje principal, tanto en lo interno como en lo externo. Piensa en Mundo Jurásico, de 2015. La misión de Owen y Claire es escapar de los dinosaurios que andan sueltos en la isla y que podrían comérselos. Al final, se dan cuenta de que hacen buen equipo y que son más fuertes si están juntos. La última escena de la película, cuando Owen dice “permanezcamos juntos…por supervivencia”, retrata a la perfección la lección que aprendieron. Miremos ahora un ejemplo animado: Valiente de Pixar. De nuevo, lo interno y lo externo van de la mano y en la misma dirección. Mérida debe evitar una guerra entre clanes y devolver estabilidad a la región (externo); lo hace reconociendo y enmendado la fuerza del vínculo amoroso con su madre (interno). Siempre busca que el factor emocional esté presente en el final, y no te olvides de él al favorecer todas las cosas externas que están sucediendo.



Trata de escribir en desorden: Como guionista, tengo la libertad de pasar de escribir un guion de forma secuencial y lógica, a hacer todo en desorden. Es fácil batallar con crear un final contundente y sólido que concuerde con el principio. Mi recomendación en este caso es escribir primero las diez primeras hojas, y las diez últimas del guion para partir de allí. Escribir primero el principio y el final puede ayudarte a establecer hacia donde te diriges, y te permitirá reflexionar sobre lo bien que funciona el final mientras escribes otras partes de este.


Ten en cuenta el género: ¿Comedia? ¿Romance? ¿Drama? ¿Terror? ¿Musical ¿Histórico? ¿Ficción o no ficción? A la hora de visualizar el final, sirve tener en cuenta el género de tu historia y observar varios ejemplos conocidos de ese género, reflexionando sobre sus finales. ¿Qué es lo más común dentro de ese género? ¿Qué clase de finales o elementos trastocan lo tradicional en el género?


¿Qué busca el público?: El público cinematográfico de la actualidad no es el mismo de hace 50 años. El público ahora es más inteligente e intentará predecir el final de tu historia basándose en el principio. Han aprendido a esperar lo inesperado, por lo que es importante actuar con cautela cuando intentes confundirlos o sorprenderlos. No escribas un final por el simple hecho de que deba ser impactante porque es probable que A) no sea tan impactante, o B) no sea satisfactorio o se sienta forzado.

Cabe destacar, sin embargo, que si bien es útil tener en cuenta la perspectiva del público, lo principal y más importante es decidir tu final con base a tu perspectiva. Tú conoces tu historia y tu estilo de escritura mejor que nadie. ¿Qué final hace lógica y tiene sentido en términos del mundo y los personajes que has creado? El público sabrá reconocer cuando escribas un final en el que creas plenamente, sea fiel a los parámetros de tu historia, y vaya en armonía con el resto de los elementos, giros, y partes de tu historia.


Los finales pueden ser difíciles, pero esperamos que estos consejos te ayuden cuando intentes imaginar el tuyo. ¡Feliz escritura!

15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page