top of page

SEARCH RESULTS

107 elementos encontrados para ""

  • ‘No me pasa nada’: La realidad de los centennials

    No me pasa nada’: La realidad de los centennials ‘Vagos.’ ‘Blandengues.’ ‘La generación de cristal’. A nosotros, los nacidos entre 1997 y 2012, nos han otorgado mil y un calificativos, ninguno de ellos alentador o positivo. Pero ¿qué hay de verdad detrás de estos calificativos? No hay que negarlo: el mundo actual está repleto de incertidumbre. Una pandemia, el calentamiento global, guerras en Ucrania y en Oriente Medio… ¿debemos sorprendernos de que los niveles de ansiedad y depresión sean cada vez más elevados? Todos somos susceptibles a estos sentimientos, pero las cifras alarmantes se dan entre los jóvenes. De acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, el suicidio es la principal causa de muerte no natural entre los jóvenes de 14 a 24 años. Y nuestros mayores, seres de luz, nos dicen que la depresión es cuestión de actitud. Lo más irónico, sin embargo, es que la mayoría de nosotros no tiene un discurso fatalista. ¿Entonces a qué se deben estas cifras? ¿Es realmente nuestra vida tan complicada? Hay un patrón sociológico que parece ser, se hereda de generación en generación. Cada nuevo joven que llega a este mundo es un retoño repleto de talento…pero también repleto de miedo. Miedo que le heredan sus padres, sus abuelos, y luego quizás también reforzado por sus amigos, sus maestros, sus jefes, su pareja, etc. En este mundo moderno, juega un papel importante la presión. La presión es como una bomba de relojería, y en el momento en que llega a cero los resultados son catastróficos. Parece ser que la sociedad tiene estándares muy fijos sobre cómo debe actuar cada persona: los ancianos tienen la misión de acumular conocimiento, rango, y experiencias. Los adultos de mediana edad, compaginar ese conocimiento y esas experiencias para seguir formándose y ayudar a los jóvenes a formarse. ¿Y los jóvenes? Tener el pulso por crear, aprender, descubrir, tener aspiraciones, y buscar grandes proyectos. Pero esta no siempre se cumple. ¿Por qué? Porque nos presionan para lograrlo. Los adultos creen que quizás estamos así porque no nos han educado bien, pero yo siento que es lo contrario: nos educaron demasiado bien- Nos dieron todas las herramientas posibles. Nos empujaron a nuestro límite, y eso nos abrumó, nos sobrecargó, y nos ‘fracturó’ metafóricamente. Vivimos en una era de total incertidumbre. Más que en cualquier otro momento en la historia de la humanidad. La prominencia de las redes sociales, y la realidad post pandémica, han cambiado los estándares a través de los cuales nos sorprendemos; pero la incertidumbre lleva años siendo la norma. Y ese es el patrón sociológico del que hablaba. De los años 20 al 2001 aproximadamente, cada nueva generación fue criada para seguir el camino de la certidumbre. ‘Termina la escuela, ve a la universidad, métete 50 años a trabajar en una empresa, cásate, ten dos hijos, una casa suburbana, un coche, un perrito y una niñera, y con eso ya la hiciste.’ Es la promesa que se heredaba de padres a hijos y de hijos a nietos. Y a la mayoría les funcionó. La mayoría de la gente ve a los millennials y dice, ‘madre mía.’ Pues los millennials dijeron lo mismo a partir del año 2001. Todos sabemos qué ocurrió ese año que hizo que todo el progreso que el mundo había estado experimentando se fuera abajo, y volviéramos a un punto de máxima tensión en las políticas mundiales. A la generación ‘Y’ también se le educó con la filosofía de la certidumbre; fueron los últimos, y los primeros que no se acoplaron, no por decisión propia si no porque el mundo les tenía preparada otra cosa. De ahí que se amargaran, y se convirtieran en una generación sin rumbo. Entonces ¿qué ocurre con los centennials? Bueno, pues nosotros llegamos al mundo cuando la incertidumbre ya era la norma, ya era lo aceptable. A diferencia de los ‘Y’, que se amargaron porque no se les cumplieron las expectativas… nosotros los ‘Z’ parece que ni siquiera tenemos expectativas. La sobreestimulación a diferentes perspectivas ha hecho que nuestra mente metafóricamente se ‘fracturara’ a través de todas ellas y, debido a la incertidumbre que impera en nuestra sociedad, estamos dispersos. Las modas y el consumismo surgieron porque ya no sabemos a quién otorgarle nuestra lealtad; el ‘cancel culture’ se debe a que ya no sabemos a quien culpar por lo que pasa en el mundo. El ‘narcicismo’ es una cubierta para la incertidumbre sobre el futuro. Y así podemos darle una nueva interpretación a cada defecto de la ‘generación de cristal’ que, si bien es cierto que es más frágil emocionalmente que las anteriores, no es enteramente por decisión propia. 70% de los usuarios de TikTok se encuentra entre los 9 y los 16 años. Estamos hablando de niños que no tienen la edad legal ni la madurez emocional para manejar, vivir solos, o tener trabajo, ¿y esperamos que sean capaces de digerir la masiva cantidad de información contradictoria y a veces engañosa a la que son expuestos diariamente? Y no se trata de no crearle una cuenta de Instagram cuando aun está en la matriz; se trata de entender que los niños son influenciables y que, mientras más intentes presionarlos, su reacción va a ser más estridente. Durante años se creyó que los niños no tenían derecho a tener voz u opinión. Pero ahora las barreras se han roto; las relaciones entre padres e hijos han cambiado. Ahora que ya por fin se nos otorgó ese derecho, los jóvenes lo estamos aprovechando. De manera abusiva, dirán algunos, pero yo opino que las acciones expresan lo que la mente calla, y no se puede sanar lo que no se expresa. Entonces ¿cómo llegar a una generación tan desesperanzada y dispersa? Lo primero que deben hacer los adultos es dejar de buscar víctimas o culpables. Ni victimizarse por ser ‘malos padres’, ni victimizar a los jóvenes por su ‘blandura’. Las etiquetas no caben aquí, sólo la verdad: esta generación necesita ayuda y esta es la única forma que tienen para hacerlo saber a los adultos. Y los adultos no han hecho nada malo; sólo deben cambiar su enfoque de enseñanza. Esto es una llamada de atención para todos los involucrados. La diferencia entre nosotros y las generaciones pasadas es que nosotros nacimos totalmente integrados a una herramienta que nos permite cambiar mucho, haciendo poco. Ahora es simple cuestión de ser propiamente orientados para ese objetivo. Hay varios ejemplos en los cuales la voz de la Generación Z podría ser de buen uso. Por ejemplo, en estos últimos años se ha agregado al diccionario y a los diarios psiquiátricos el término ‘eco-ansiedad’: los sentimientos de estrés, ansiedad, y desesperanza asociados con la crisis ambiental y el calentamiento de las temperaturas del planeta. 6 de cada 10 jóvenes (es decir, el 60%) han confesado padecer de eco-ansiedad; yo me incluyo en ese grupo y, en estos días, debido a lo fuerte que estas cosas han pegado en mi país, la he padecido frecuentemente. Entonces, en lugar de orientar nuestra atención a lo malo y al hecho de que el planeta se va acabar, ¿por qué no centrarnos en lo bueno? Ya se ha confirmado que, a pesar de todo, esta crisis no va a terminar con el mundo, pero es necesario actuar. Nosotros los jóvenes somos impetuosos y está claro que el planeta nos preocupa; es nuestro hogar, solo tenemos uno, y hay que cuidarlo. ¿Por qué no empezar a investigar sobre energías renovables? ¿Por qué no fundar compañías o patrocinar esfuerzos en pro de la crisis ambiental para reducir la huella carbónica y los gases invernadero? El planeta nos lo agradecerá- Sí: la vida a veces apesta. Y nunca había habido tanta incertidumbre en la historia de la humanidad como ahora. Cada día que pasa, las líneas entre el bien y el mal, la realidad y la ficción, se vuelven más borrosas. ¿Por qué no establecer nuevas líneas? Recuerda que no eres dueño de la verdad, pero eres dueño de tu verdad: con eso me refiero a tu mente, tus sentimientos, tus emociones y tus relaciones. Son las únicas cosas de las que sí eres 100% dueño. No las eches a perder, ni dejes que te las echen a perder. En cuanto a los adultos: dejen de victimizarse. Esta generación necesita ayuda, sus hijos necesitan que los orienten y les ayuden a redescubrir la importancia del trabajo duro, la esperanza, y que la vida es en partes iguales negra, rosa, y gris. Estamos a tiempo para cambiar el estado del planeta y el estado de nuestra salud mental, por un mejor futuro.

  • Habilidades duras y habilidades blandas—¿Cuáles son más útiles?

    Hace poco en un video de YouTube escuché la siguiente frase: ‘las únicas habilidades que necesitas el día de hoy para entrar al mercado laboral son Excel e inglés.’ ¿Será cierto? Vamos por la vida pensando que nuestra preparación está limitada solamente a lo que aprendemos en la escuela. Pero lo cierto es que el aprendizaje es ya cosas de todos los días. He conocido mucha gente arrogante que dice, “ya me gradué. Ya tengo licenciatura, maestría, doctorado, y ya con eso la hice para el resto de mi vida.’ Pero este mundo cambia demasiado rápido, y tu carrera bien podría quedar obsoleta el día de mañana. Es aquí donde entran una serie de habilidades que uno debe cultivar. Estas habilidades se pueden dividir en dos tipos: habilidades duras y habilidades blandas. Pero ¿Cómo se clasifican, y cuáles son más útiles en el marco actual? Habilidades duras Las habilidades duras son aquellas competencias y capacidades de carácter técnico, y que se adquieren por medio de un proceso de formación, educación formal, o entrenamiento. Por ejemplo, mecánica automotriz, programación, diseño gráfico, contabilidad, ingeniería, medicina, aprender otro idioma, etc. ¿Qué tienen en común todas estas capacidades? Son cuantificables y, por ende, pueden ser evaluadas con facilidad por los profesionales cada cierta cantidad de tiempo. Las habilidades duras se manifiestan mediante la pericia y la experiencia que tienen las personas respeto a su profesión o área de especialización. Dada la naturaleza de las habilidades duras, éstas se podrían aplicar o equiparar con las carreras tradicionales, como médico, contador, ingeniero, etc. Las carreras artísticas también cuentan, puesto que pintar o tocar un instrumento también son habilidades técnicas. Este tipo de capacidades han sido valoradas desde siempre en el área laboral, puesto que son prueba de resiliencia ya sea física o mental, y también de memorización, retención, y la capacidad de seguir procesos específicos. Son las más favorables en la preparación profesional ya que son medibles y cuantificables, y muchas veces son tomadas como el único posible instrumento de medición para la formación de futuros profesionales. Habilidades blandas Las habilidades blandas, por otro lado, apuntan más al perfil psicológico. Son aquellas capacidades que poseemos relacionadas a la resolución de problemas y las relaciones con otras personas. El liderazgo, el pensamiento crítico, el trabajo en equipo, la empatía y la inteligencia emocional, son ejemplos de estas capacidades no-cognitivas que nos permiten el conocimiento y una buena relación con los demás. A diferencia de las habilidades duras, las habilidades blandas, salvo rarísimas excepciones, no pueden ser adquiridas a través de un proceso de formación, si no que pueden y deben ser desarrolladas por cuenta propia. También debido a esto, no son medibles o cuantificables, y las evaluaciones son más objetivas y menos fijas, a diferencia de las duras. Quizás por eso muchos jefes no las toman en cuenta a la hora de seleccionar candidatos. Las habilidades blandas abarcan un montón de ámbitos además del laboral: el financiero, el comunicativo, el interpersonal, el intrapersonal, etc. ¿Cuáles son más útiles? He notado un patrón alarmante en la educación y formación laboral de nuestros tiempos: no se nos está enseñando lo que realmente necesitamos para estar preparados para el futuro. Por ejemplo, nos enseñan a memorizar todas las capitales del mundo, pero no se nos prepara para poder visitar algunas de ellas. Nos enseñan la historia de la economía, pero no se nos da capacitación en finanzas personales. Nos enseñan a leer libros y escribir disertaciones dignas de ser publicadas, pero a la hora de interactuar con otros seres humanos, siempre nos equivocamos. La mayoría del aprendizaje adquirido en las aulas actualmente es abstracto: se queda en la teoría, pero jamás se pone en práctica. Poner prioridad en las facultades técnicas y cuantificables sobre las sociales y emocionales ha tenido como lamentable resultado a profesionales con un perfil incompleto. Por ejemplo, de nada sirve ser un genio de la medicina que fue el mejor de su clase, se graduó con honores, y que tiene las licencias y el talento para ejercer su profesión y realizar cirugías, si no se tiene el perfil psicológico que permita desarrollar empatía y mostrar humanidad con los pacientes. Al ser músico, se de lo que estoy hablando, tocar un instrumento y componer canciones son habilidades técnicas que pueden ser medidas y evaluadas desde un ángulo totalmente teórico; pero para poder convertir eso en un trabajo renumerado, van de la mano también los factores no cognitivos. Yo quiero tener una banda, y para eso no basta solo saber tocar y componer. Se necesitan todas las habilidades que mencioné anteriormente: trabajo en equipo (compartir creatividad y reconocimiento con otras personas); empatía (ponerte en la piel de tus compañeros y que exista sinergia emocional entre los miembros en todo momento); y habilidades sociales (interactúas no solo con tus compañeros si no también con managers, productores, disqueras, etc.) Al poner en perspectiva las cosas, ir a la escuela es una pérdida de tiempo si te quedas solo con la teoría y nunca adquieres los factores no cognitivos que se exigen hoy en día para triunfar en el mercado laboral. Pero es entendible también: ni siquiera las mejores escuelas del mundo están capacitadas para transmitir esos factores. Al final, como mencioné anteriormente, las habilidades no cognitivas son un proceso completamente personal; debes adquirirlas por tu cuenta. Ojo: con esto no quiero decir que la teoría no sea útil; lo que quiero decir es que sólo es útil siempre y cuando sea convertida en práctica. Se vuelve más significativo cuando te das cuenta que las habilidades técnicas, una vez dominadas, es difícil perderlas; las habilidades no cognitivas, por otro lado, deben ser constantemente reforzadas y reaprendidas. Así que, para responder la pregunta: ¿Cuáles habilidades son más indispensables, las duras o las blandas? Desde mi punto de vista, las habilidades blandas son las más necesarias; pero desde un punto de vista objetivo y práctico, los profesionales del día de hoy requieren ambos tipos de cualidades en balance. Allí lo tienen: de nada sirve saber inglés y Excel si no tienes la mentalidad empresarial y laboral que el cada vez más cambiante mundo exige para triunfar. ¿Creen tenerla? Háganme saber en los comentarios.

  • El rincón del melómano: Los 7 mejores álbumes de heavy metal de temática histórica 

    Quienes siguen mi blog saben que me fascina la historia y me fascina la música, sobre todo el heavy metal Así que, ¿por qué no combinar estas dos pasiones? Como mi aspiración profesional es la de maestro de historia, me he dado cuenta de que puedo utilizar la música para enseñar el contexto de periodos importantes de la historia que no figuran en los libros de texto. En esta entrada repasaremos siete álbumes de heavy metal que están basados total o parcialmente en periodos de tiempo y acontecimientos importantes de la historia universal. Estos álbumes se destacan por nombrar a varios personajes, guerras, y batallas clave del periodo de tiempo en cuestión, así como intentar invocar a través del elemento musical (instrumentación, composición, estructura), la atmósfera correspondiente. Economía, política, medicina, gastronomía, idioma…estos álbumes están cargados de experiencias educativas sobre la historia. Y, para que se sienta como un recorrido, los he ordenado en orden cronológico. 1.      Helvétios—Eluvietie Este álbum trata sobre las Guerras de las Galias. Estas fueron una serie de conflictos llevados a cabo entre el ejército romano, liderado por Julio César, y las tribus celtas de Suiza y Francia, entre el 58 y el 51 A.C. La guerra concluyó con la victoria de César, y el anexo a la República Romana de la provincia de Galia, un área muy extensa de Europa que se expande por todo el mar Mediterráneo concluyendo en el área del canal de la Mancha, en España. La inspiración para este álbum proviene de las crónicas escritas por el mismo César que tienen una visión completamente pro-romana, por lo que quisieron explotar la perspectiva celta del conflicto. En este álbum, se nombran a grandes héroes militares celtas, como Cástico y Dumnórix, y concluye con la batalla de Alessia del año 52 A.C. y la victoria decisiva de los romanos. Mezcla elementos del death metal con instrumentos tradicionales celtas, como gaitas, flautas, silbatos, etc. 2.      Let There Be Nothing—Judicator El más reciente de esta lista, publicado apenas en 2020. Algo llamativo es que en este álbum se trata un periodo histórico muy poco retratado en medios como el cine, la televisión o la música: los primeros años del Imperio Bizantino, específicamente durante el reinado del emperador Justiniano y su esposa, la inteligente pero cruel emperatriz Teodora, durante el siglo VI D.C. Una sección muy importante se centra específicamente en la figura de Belisario, general del Ejército Imperial Bizantino quien logró, sin asistencia del emperador y con todo el genio militar posible, liderar exitosamente una serie de campañas militares en contra de los ostrogodos y los vándalos, reconquistando así el norte de África, Italia, y parte de España. El álbum retrata la dura relación de Belisario con Justiniano y Teodora, quienes sentían celos de su genio y proeza militar y su simpatía popular, y en como a pesar de sus logros militares, se le tiene olvidado en el marco de la historia moderna. 3.      The IV Crusade—Bolt Thrower Como su nombre indica, este álbum trata sobre las Cruzadas, específicamente la Cuarta Cruzada proclamada por el papa Inocencio III entre los años 1198 y 1204 D.C. La Iglesia católica europea de la Edad Media concedía indulgencias y perdón automático de sus pecados a cualquier persona que participase activamente en el conflicto. La portada del álbum es un cuadro del pintor francés Eugene Delacroix; el incluir una obra artística histórica como portada de un disco de heavy metal un concepto muy original dentro del género. 4.      Jeanne D’Arc—Thy Majestie Una banda italiana de power metal sinfónico. Este álbum se caracteriza por tener una atmósfera operática, casi cinematográfica, y qué mejor manera de hacerle honor a una de las heroínas más importantes de la historia. Trágico como terminó siendo ejecutada por sus enemigos, tras asegurar la victoria de su pueblo de una forma que ninguna mujer lo había hecho antes. 5.      Carolus Rex—Sabaton En lo personal, mi favorito de todos los discos que incluí en este top. Retrata el auge de la época imperialista y militarista de Suecia (país de origen de la banda), desde la perspectiva de dos figuras importantes. Una de ellas es el rey Gustavo Adolfo II, famoso por iniciar el dominio del reino sueco en el Mar Báltico y liderarlos en una decisiva batalla durante la Guerra de los Treinta Años, logrando así importantes victorias para el bando protestante y sembrando las semillas de lo que sería el Imperio Sueco. Pero el verdadero protagonista de este álbum es el rey Carlos XII (‘Carolus Rex’ significa ‘el rey Carlos’ en latín), considerado por los historiadores como el ‘Alejandro Magno del norte.’ Carlos heredó el trono sueco, afianzando y consagrándolo como la potencia militar más importante del norte de Europa, logrando total dominio sobre el Mar Báltico, y participó en la Gran Guerra del Norte, consolidando la victoria de Suecia ante Dinamarca, Alta Sajonia, Lituania, Polonia, y Rusia, hasta que fueron finalmente derrotados por las fuerzas rusas del Zar Pedro I el Grande en la Batalla de Poltava de 1709, marcando el fin del Imperio Sueco y el inicio del Imperio Ruso bajo la dinastía de los Romanov. 6.      The Glorious Burden—Iced Earth Este álbum contiene referencias a eventos tales como la Batalla de Waterloo de 1815, y las campañas de Atila; sin embargo, se centra principalmente en la historia norteamericana; particularmente en la Guerra de Independencia, en la que 13 colonias británicas de Norteamérica declararon su independencia de la corona, formando los Estados Unidos de Norteamérica; y  la Guerra Civil, que simbolizó la abolición de la esclavitud y la transición de los Estados Unidos de una época rural a una urbana e industrial. De hecho, toda la segunda mitad del álbum se centra en la Batalla de Gettysburg, el conflicto más importante de la Guerra de Secesión que terminó con la victoria de los estados norteños de la Unión y la firma de la Declaración de Emancipación por parte del presidente Abraham Lincoln en 1863. 7.      Takasago Army—Chnothic Una banda taiwanesa que han sido catalogados como los Black Sabbath del continente asiático. Forma parte de una trilogía que retrata la historia de los pueblos indígenas de Taiwán, y su oposición a los cruentos intentos de subyugación y asimilación cultural por parte del Imperio Japonés a lo largo de su historia. El nombre del álbum proviene de los Voluntarios Takasago; se trata de soldados voluntarios taiwaneses que sirvieron en el Ejército Imperial Japonés durante la II Guerra Mundial. Estos voluntarios fueron cruciales en las victorias del Imperio Japonés en zonas calurosas como Filipinas y el resto del Sudeste Asiático. Sin embargo, más que celebrar o alabar estos hechos, en la letra se retrata la crisis de identidad experimentada por los jóvenes taiwaneses; ya que, si bien se trata de un cuerpo voluntario, eso sólo fue posible, debido a que, a lo largo de los años, Japón intentó erradicar la cultura nativa y asimilar sus propias reglas a través de sus políticas imperialistas, y el hecho de que, a pesar de todo, eran vistos como una clase inferior dentro de las fuerzas armadas japonesas. ¿Conocían alguno de estos discos? Yo creo que la música es una buena forma para aprender sobre historia del mundo, sobre todo en un género que se centra en el poder y la velocidad. Coménteme cuál disco fue el que más les llamó la atención.

  • 10 restauraciones de obras de arte que dan ganas de llorar (y no de alegría)

    Las bellas artes (pintura, escultura, arquitectura) exigen un grado de detalle y apreciación de la belleza mayor que cualquier otra disciplina o área laboral. Aquellos que son capaces de crear un cuadro, escultura, o edificios hermosos son prueba de que existe gente más allá del plano de la realidad. Y por lo tanto, la restauración artística también merece mérito: lograr copiar al detalle una obra de arte visual puede resultar más difícil que crearla. Esto debido a los minúsculos detalles que aun al de ojo más crítico se le pueden escapar. Sin embargo, una cosa es la falta de ojo crítico, y otra muy distinta es…haber elegido la profesión equivocada. En este corto pero hilarante y vergonzoso blog veremos 10 restauradores que fueron demasiado lejos. Si ya has experimentado pena ajena previamente…el cringe que te provocará este blog va un paso más allá. Estás advertido. 1. Frescos de la dinastía Qing, Chaoyang, China Fuente de la foto: Publímetro Chile Los frescos ‘restaurados’ ofrecen una combinación de estética pop art y colores chillones. Me recuerda a una caricatura que no me acuerdo el nombre pero que solía ver en Nickelodeon, sobre la cultura china. ¡Increíble! 2. Eccis Homo, La Borja, España Fuente de la foto: EL PAÍS Del latín, “¡he ahí el hombre!”, representa la Pasión de Cristo. Como a los diez u once años, vi esto en una revista de National Geographic, y recientemente leí un artículo en Internet. Lo diré así: demasiado grotesco para ser real. Requerirá mucha terapia sacarme esto de la cabeza. 3. La máscara funeraria de Tutankamón, El Cairo, Egipto Fuente de la foto: Canarias 7 Al restaurador, mientras completaba el trabajo, se le perdió la barba del rey Tut. Por lo tanto, los conservadores del Museo Egipcio de El Cairo la sustituyeron con resina adhesiva, dando como resultado esta penosa restauración. 4. La Virgen María, el Niño Jesús y Santa Ana de Leonardo Da Vinci, París, Francia Fuente de la foto: El Imparcial Fue restaurada en 2012. Para “modernizarla”, se incrementó el alumbrado a tiempo que se retiraba el barniz. Al hacerlo, sin embargo, destruyeron una de las técnicas insignias del polímata italiano y, por lo tanto, un sello de identidad del arte renacentista. 5. Bebé… ¿Gollum? Sudbury, Canadá Fuente de la foto: Genial.guru Otra de la virgen y el niño. Un misterioso personaje había estado vandalizando la parroquia y el sacerdote encontró la cabeza decapitada en los alrededores varias noches. El día que desapareció definitivamente, fue necesario crear una nueva. ¿El resultado? 6. Grafiti de Banksy, Londres, Reino Unido Fuente de la foto: Etsy Esta obra de arte callejero es una imagen fija de los protagonistas de la película Tiempos Violentos, Samuel L. Jackson y John Travolta, con plátanos en vez de armas. Es un atractivo que he querido para mi cuarto por un tiempo. Empleados municipales de Bristol, quienes odian el arte callejero, lo cubrieron con pintura para disimularlo. Dicen que la obra fue eliminada por error, siendo confundida por un grafiti diferente. 7. La Pirámide Escalonada de Zoser, Sakkara, Egipto Fuente de la foto: Cadena SER Las obras arquitectónicas milenarias requieren mantenimiento, sin duda, pero los “especialistas” de esta joya egipcia se pasaron de la raya. El procedimiento de restauración no sólo mancilló la estética de la obra, si no que le dio un toque moderno y anacrónico, resultando en algo embarazoso. Son varios los expertos que afirman que se han producido derrumbes posteriores a la restauración, y que dicho trabajo se debe a que la compañía puesta a cargo nunca había realizado labores en Egipto. 8. Frescos de la Capilla Sixtina, Florencia, Italia Fuente de la foto: Wikipedia Nuevamente, mancillaron la técnica de Miguel Ángel al incrementar el alumbrado y disminuir el barniz. El Renacimiento, he notado, es la época más mancillada en la restauración. Probablemente porque fue cuando se alcanzaron los niveles de trabajo y belleza estética más exigentes. 9. Mosaicos de Hatay, Estambul, Turquía Fuente de la foto: Hispanatolia Un crítico de arte comentó que, tras tal abominable restauración, los mosaicos se devaluaron: perdieron parte de su valor artístico y cultural, y prácticamente se convirtieron en “caricaturas”. 10. Marte y Venus, Palacio Chigi, Italia Fuente de la foto: El Popular Al momento de revelar la restauración…se descubrió que a Marte le faltaba el miembro viril, ¡y a Venus los brazos! Los restauradores responsables de esta animalada dieron la cara diciendo que les devolverían a las piezas las partes faltantes. Pero eso no cambia nada: el error ya fue hecho y el público jamás lo perdonará. ¿Necesitan más prueba que el ser humano es tan capaz de crear algo bello como de arruinarlo? Comenta cuál de estas “restauraciones” te pareció la peor.

  • 10 leyendas mexicanas más extrañas

    Con el motivo de las fiestas patrias mexicanas, he decidido crear este post dedicado principalmente a un público extranjero. Para todos aquellos que no son de mi país, les advierto: México es todo…menos un lugar apto para los de corazón débil. Si vienen a visitar, les esperan espectros, fantasmas, vampiros, y toda suerte de seres y circunstancias sobrenaturales a cada vuelta de la esquina. ¡Ay, nanita! 1. El Puente del Clérigo, La Lagunilla, CDMX Fuente de la foto: Mitos y Leyendas En el lejano año de 1649, el sacerdote Juan de Nava cuidada de su joven sobrina, Margarita Jáuregui. Este hombre era muy protector, así que cuando un noble portugués, Duarte de Zarraza, empezó a coquetear con ella, Juan de Nava supo que era un peligro, sobre todo debido a los dos matrimonios y las múltiples deudas de Zarraza. En un aireado encuentro con el sacerdote, Zarraza lo mató de un puñal en la frente y aventó su cadáver al río. Después de esconderse en Veracruz durante meses, un día que tenía planeado ver a su enamorada debía pasar por el puente sobre el río. A la mañana siguiente se encontró su cadáver con cara de terror junto a un esqueleto que lo estaba estrangulando. Tenía un puñal clavado en el cráneo. 2. El Vampiro del Panteón de Belén, Guadalajara Fuente de la foto: Él Ciudadano Jalisco Don Jorge llegó de España en el siglo XVIII a habitar una hacienda en Guadalajara. Rápidamente llamó la atención de los lugareños por sus costumbres extrañas. Por ejemplo, sólo vestía de negro y salía en las noches. Se decía que no era muy sociable pero sí muy educado. Hasta que un día, el ganado y los animales en los alrededores de la hacienda empezaron a amanecer muertos, desangrados, con dos marcas en el cuello, pero sin signos de violencia. También pasó lo mismo después con cuerpos de niños y doncellas. Corrió el rumor de que Don Jorge era un vampiro; los aldeanos, encolerizados, lo confrontaron, apedrearon, y finalmente le mataron clavándole una estaca en el pecho, para luego sepultarlo en el panteón de Belén. Al día siguiente en el sitio de su lápida se encontró un árbol que, se dice, nació de la estaca. El día que este se seque o se caiga, don Jorge despertará para consumar su venganza contra los aldeanos. 3. La Llorona Fuente de la foto: Wiki Fandom Uno de los personajes más icónicos y temidos del folklore hispanoamericano. Se desconoce cuál es el verdadero origen; muchos opinan que fue una mujer mestiza (hija de indios y españoles) cuyo marido, un almirante español, la engañó y anunció que planeaba quitarle a sus hijos. Fúrica de dolor, ella los ahogó en la vereda del río y luego se suicidó; su espectro deambulaba las calles de la creciente capital mexicana con su reconocido grito de “¡Ay, mis hijos!”, no pudiendo descansar hasta expiar su culpa por por haber matado a sus propios hijos. Otros opinan que es la misma Malinalli, la mujer que sirvió de intérprete a Hernán Cortés, y sus llantos representan su lamento de que todos la culpen por el terrible destino de los pueblos precolombinos. 4. La piedra maldita, Fuentes Brotantes, CDMX Fuente de la foto: El Universal Esta formación rocosa ubicada en la Delegación Tlalpan, sur de la Ciudad de México, es aparentemente capaz de desaparecer en su totalidad entre Nochebuena y Víspera de Año Nuevo; o sea del 24 al 31 de diciembre. Durante esa semana, en su lugar aparece una misteriosa tienda. Quien entre a esa tienda para comprar algo anexa a un mundo de cavernas ocultas, del cual es posible no regresar. Cada vez que pasa esto la piedra reaparece intacta en su sitio. Otra singularidad de la historia es que se dice que la Llorona está dentro de la piedra, y que por la noche sale del arroyo para llegar a un cercano lago a esperar el regreso de su enamorado. 5. La princesa Donají, Tehuantepec, sur de Oaxaca Fuente de la foto: Sor Quintana Roo Donají fue la hermosa hija de Cosijopi, último cacique (gobernador) del reino zapoteca de Tehuantepec. En tiempos de guerra entre los pueblo mixteco y zapoteco, Donají fue capturada y finalmente asesinada por decapitación en un paradero desconocido. Al cabo de unos años su cabeza fue transportada a la cima de una pirámide en Monte Albán, donde su espíritu por fin encontró paz. 6. La mulata de Córdoba, Veracruz Fuente de la foto: El Souvenir Ella era una mujer mulata (mitad europea y mitad africana) muy hermosa, razón por la cual todas las demás mujeres de su pueblo la envidiaban. Pero algunas de ellas fueron demasiado lejos en su envidia al esparcir rumores de que la mulata poseía poderes sobrenaturales peligrosos. Estos rumores llegaron a oídos del tribunal de la Santa Inquisición, quienes la encarcelaron y la condenaron a la hoguera. Para escapar de su destino, dibujó con gis un barco en la pared de su celda y se subió en él…para no ser vista de nuevo. Si me preguntan, las mujeres que la acusaron pecaban de envidia y ellas eran las que debieron haber sido condenadas. 7. El Chom, Uxmal, Yucatán Según la mitología maya, los zopilotes, aquellas aves carroñeras de color negro y aspecto grotesco, son así por un castigo divino. Hace mucho fueron aves hermosas con un vistoso plumaje multicolor, hasta que incitaron la ira del rey Uxmal. Aquel importante monarca organizó un banquete en su palacio, pero al llamar a los invitados a la sala de estar la comida quedó desatendida en el comedor. Los pájaros, antes llamados “chom”, aprovecharon ese descuido para acabar con toda la comida. Encolerizado, el rey hizo que los sacerdotes cogieran a las aves y les quemaran su vistoso plumaje, dejándolo negro como el carbón, y realizaron un maleficio; a partir de entonces, estas aves tendrían que avergonzarse de su aspecto. 8. Popocatépetl e Iztaccíhuatl Fuente de la foto: Inside México Estos son dos volcanes ubicados uno junto al otro en un anillo montañoso en el centro del Valle de México. Los nombres corresponden a Popocatépetl, un valiente guerrero mexica, e Iztaccíhuatl, hija de un cacique mexica. Los dos estaban enamorados y Popocatépetl le prometió a Iztaccíhuatl volvería de una guerra para reunirse con ella. Había sin embargo otro guerrero que estaba enamorado de Iztaccíhuatl. Este le contó a la chica que Popocatépetl había muerto en la guerra. Tal fue la tristeza de Iztaccíhuatl que se suicidó, y cuando Popocatépetl llegó se derrumbó e hizo lo mismo. Los dioses se quedaron tan horrorizados que los reencarnaron en estos dos volcanes. 9. Los nahuales Fuente de la foto: El Souvenir Los nahuales eran deidades precolombinas que tenían la habilidad de cambiar de forma, adoptando un cuerpo animal. Durante la época colonial, los chamanes y los brujos adoptaron esta necesidad y la utilizaron para beneficio de la sociedad. Durante esa época, que se te apareciera un nahual era algo muy provechoso; podías pedirle favores o que bendijera a tus seres queridos, y normalmente actúan durante la noche. 10. Panteón Jardines del Recuerdo, Morelos El padre Anselmo era de origen europeo, pero era muy querido en la comunidad, ya que durante 10 años se dedicó a realizar servicio comunitario y a evangelizar a la población. Murió de causas naturales a los 84 años; su funeral fue concurrido por gente de todos los sitios, todos con una tristeza profunda en su corazón. Los encargados del cementerio no daban crédito de la cantidad de veneración que la muchedumbre sentía hacia el padre Anselmo, y días después del sepelio, dieron aviso de actividad extraña en la lápida del sacerdote. Un día Vicente, uno de los celadores, decidió extender su turno hacia las altas horas de la noche. Para su sorpresa, vio sombras acercándose a la tumba. El padre Anselmo era un hombre tan bondadoso que aún en ultratumba se encontraba al servicio de las almas vecinas con quienes compartían descanso, quienes acudían a él para confesarse.

  • Los 4 estilos promocionales de locución radiofónica

    En el mundo de la publicidad, el éxito de la venta de un servicio o producto depende del método que se elija usar para promocionarlo. Se han identificado 4 diferentes pitches, o estilos, para el género radiofónico. Cada pitch se define por los siguientes elementos: el tono de voz; el lenguaje y vocabulario utilizados; el público base; el producto o servicio que se quiera promocionar; e incluso la duración del spot publicitario. ¿Me acompañan a conocerlos? 1. Venta dura (hard sell) Como lo dice su nombre, su propósito es ser “duro”. Este estilo busca ser rápido, contundente, y abierto. Si escuchas anuncios publicitarios de este tipo, notarás que el locutor intenta convencerte, o incluso hasta presionarte, para comprar el producto o probar el servicio. Este efecto se consigue a través de la utilización de ciertos elementos, como un tono de voz rápido, desinhibido, y hasta con algo de volumen. Notarás que la voz del narrador es pegajosa, casi cantarina, y tiene un tono peculiar, casi como si fuese un comentarista deportivo. También, se hacen énfasis en frases “¡compra ya!”, “¡llama ya!”, “¡precios increíbles!”, “¡resultados garantizados!”, “¡te esperamos!” y “¡última oportunidad!” Este lenguaje cumple el propósito de exaltar las virtudes del servicio o producto en cuestión, así como incitar el llamado a la acción. Inclusive, para aumentar el efecto, estos spots no suelen durar más de 15 o 20 segundos. Ejemplos de situaciones en donde el hard sell es efectivo incluye: promocionar conciertos, circos u otros espectáculos culturales; o como cuando una cadena comercial anuncia el inicio de la temporada de rebajas. Cabe resaltar que este estilo publicitario se originó en pueblos pequeños donde la comunicación escrita era escasa o, más bien, no preferible, y el principal medio de comunicación era el verbal. Por lo tanto, estaba pensado para gente alejada de las grandes ciudades, con poca educación y una mentalidad provincial. Sin embargo, cuando algo funciona, es fácilmente replicado. Actualmente, cualquier tipo de público puede consumir este estilo, pero su público base sigue siendo el mismo. 2. El estilo institucional El estilo institucional guarda muchas diferencias con el hard sell. A diferencia de proyectar insistencia, este estilo tiene que proyectar serenidad y confianza, para así convencer al cliente de confiar plenamente en el producto o servicio ofrecidos. Por lo tanto, el tono de voz es más moderado, tanto en volumen como en velocidad, y los spots pueden alargarse por una duración de entre 45 segundos a 1 minuto, aproximadamente. Este estilo de promoción radiofónica es principalmente usado por instituciones que ofrecen servicios cuyo propósito es desarrollar confianza y un lazo incluso “afectivo” con el cliente. Por ejemplo: hoteles, hospitales, centros psiquiátricos, aerolíneas, así como firmas de abogados, compañías de servicios médicos o agencias de seguros. Todas estas instituciones se benefician de una campaña en estilo institucional. 3. El estilo seductor Como lo indica el nombre, su principal propósito es seducir. Esta publicidad hace énfasis en los cinco sentidos: utiliza lenguaje relacionado al gusto, la vista, el oído, el tacto, y el olfato. Los seres humanos somos sensoriales: nos guiamos por lo que nuestros sentidos nos dictan; razón por la cual dicho enfoque resulta efectivo. También busca apelar a los deseos y emociones de los consumidores. Ejemplos de frases recurrentes: “tus más salvajes fantasías hechas sabor”, o “sé fuerte y siéntete renacer”. Este tipo de publicidad es utilizada para promocionar productos tales como chocolates, perfumes, bebidas alcohólicas, joyería, inclusive condones. Este es el estilo que más solemos asociar con la publicidad comercial, y por su enfoque va principalmente dirigido a personas que relacionan la experiencia de la vida con el placer emocional y sensual lo cual se refleja en sus preferencias. 4. El estilo conversacional Con esta publicidad se busca un enfoque informal y realista sin dejar de un lado la parte persuasiva. Esto se logra dando la impresión de que quien está hablando no es el locutor, si no personas normales como tú y yo. En estos spots escucharás a dos o más personas envueltas en una conversación, la cual obviamente siempre va orientada hacia el producto o servicio en cuestión. En lo personal es mi favorito de los cuatro estilos porque permite toda una amplia gama de matices, tonos, y situaciones. Por ejemplo, un padre y su hijo hablando sobre las rebajas en material escolar en OfficeMax; dos amigos hablando sobre el nuevo parque de diversiones de Hasbro que acaba de abrir; una pareja en una agencia de viajes tratando de decidir a dónde ir de vacaciones; inclusive puede tomar la forma de un segmento de un podcast de literatura donde dos personajes de un nuevo libro pronto a estrenarse hablan sobre su emoción por dicho suceso e invitan a los oyentes a comprarlo. ¿Con cuál de los cuatro estilos se identifican más con base al tipo de productos que usualmente suelen consumir? ¡Háganmelo saber en los comentarios!

  • 10 consejos para escribir una novela histórica

    La novela histórica es uno de mis géneros literarios favoritos pues combina dos de mis disciplinas favoritas, la historia y la literatura. Y es que el hecho de escribir sobre eventos, personajes que sí pasaron, le permite a un autor total libertad para explorar los hechos desde una nueva perspectiva, haciendo del resultado final parte realidad y parte ficción, algo que con muy pocos otros géneros se puede lograr. En serio me sorprende como, a pesar de que los hechos (parcialmente) ocurrieron, son relatados de forma que parece salido de un cuentacuentos. ¿Eres un escritor novato y quieres escribir tu propia novela histórica? ¡Aquí te dejo 10 consejos muy útiles a tomar en cuenta! 1. Documéntate a como de lugar. El proceso de documentación apropiada es indispensable para cualquier género de novela; pero la novela histórica puede que sea el género más sensible a este paso. El entorno donde se desarrollará la acción ya pasó en un lugar y tiempo determinado, y por tanto necesitas toda la información posible sobre ese lugar y tiempo para dar una imagen, si no realista, cuanto menos verídica de los hechos. Infórmate sobre cualquier aspecto de vida o hecho relevante que hubiese ocurrido en la época en que se desarrolla la historia, o la inmediata a ella. Esto incluye modo de vida, vestimenta, política, economía, enfermedades, alimentos, lenguaje, etc. Y ojo: NO te limites solo a la Wikipedia; esta es buena como punto de partida, pero no deja de ser información poco autorizada. Necesitas estudio serio y documentos fiables. Esto incluye cartas, periódicos, diarios, fotografías, mapas, manuscritos, tesis, pinturas, e incluso archivos de audio. Todo esto se le conoce como “fuentes primarias”, y quedará muy bien en tu bibliografía que le dará autoridad a tu escrito. 2. Vive en la historia. En este paso no hablo ya de investigar, sino de vivir en persona la experiencia que vas a detallar en tu historia. No es lo mismo ver una foto del Louvre que pisar con carne propia tan maravilloso lugar. La investigación “en vivo” que hagas también se verá bien en la bibliografía. Una visita a cierto museo, una entrevista con un experto en el tema…podrá parecer una tontería de cuento infantil, pero todo esto funciona como un nexo que te une a ti con tu historia y tu personaje, a través del tiempo y el espacio. 3. No tengas miedo a ser innovativo. Este es uno de los puntos más importantes desde mi punto de vista personal. Si algo admiro de los autores de novelas históricas es que logran que un hecho o episodio histórico se sienta fresco y nuevo, aun cuando hayan pasado siglos desde su acontecimiento en la vida real. Y es que, ya sea por suerte o por desgracia, si de novela histórica hablamos ya hay mucho escrito, sobre todo si hablamos de personajes históricos importantes. Sé original: busca a aquellos personajes de los que nadie ha hablado, aquellos sucesos que tus lectores no conozcan recuerden, o les importen al no venir en los libros de historia de primaria, pero que de una forma u otra hayan sido decisivos en el porvenir de los tiempos y la humanidad. A veces las mejores historias son las que han permanecido sin contar por mucho tiempo. Tampoco estoy diciendo que descartes a los personajes populares; solo que, si eliges escribir sobre ellos, intenta aportar una visión distinta, algo que jamás se haya hecho antes. 4. No tengas miedo en tomarte licencias históricas. Una novela no es un estudio histórico o un trabajo universitario. Por mucho que el componente histórico esté presente, el enfoque principal debe seguir siendo la trama y el elemento ficción. Se sobreentiende que quizás tengas que agregar personajes que no existieron, inventar algo que no haya sucedido, o darle a cierto evento un desenlace inesperado. La clave para que funcione es ser lo más sutil posible, para así lograr que ficción y realidad se fusionen. Intenta no abusar de este recurso, sin dejar tampoco que el rigor histórico sea un impedimento. Y eso sí, luego explícalo, lo que me lleva al punto número cinco. 5. Incluye siempre un anexo con las notas relevantes. ¿Recuerdas todos los ejemplos de fuentes primarias que nombré en el primer punto? Bueno, pues a mí como lector lo que me gusta es saber si lo que he leído es verídico o no, y si es verídico, de donde ha provenido. Si incluyes un mapa a mitad de la novela para explicar una batalla clave, por ejemplo, siempre incluye la fuente de donde provino. Esta es también la ocasión para aprovechar las licencias históricas del punto anterior. 6. Mucho cuidado con los anacronismos. Con nuestra mentalidad posmodernista del siglo XXI, escribir ficción histórica puede volverse confuso a la hora de evitarlos. Hay varios ejemplos que he notado en varios trabajos que he leído. Por ejemplo, los términos “rosa de vientos” y los cuatro puntos cardinales (norte, sur, este, oeste) son relativamente nuevos en nuestro diccionario, por lo que leer que los utilice un personaje del año 700 A.C. es algo carente de sentido. Sin embargo, por comodidad para el lector tal vez sea necesario que te tomes esa licencia: queda mejor “fueron al norte” que “fueron a septentrión”. Un buen enfoque es tomar esa licencia y luego plantearla en el anexo del punto anterior. 7. Exprímete. Intenta que sea tu mejor trabajo. Pon interés y cariño en todas y cada una de las palabras que escribas. Si tienes que borrar o corregir (mejor dicho, cuando tengas que hacerlo), hazlo sin piedad ni remordimientos. Es la única manera de que al final, sea cual sea el resultado, estés satisfecho contigo mismo. 8. No te obsesiones con los aspectos técnicos. Con esto me refiero a las editoriales, los precios de venta, el marketing en línea, etc. Son temas importantes, pero afortunadamente hay información de sobra en Internet, como en este blog y muchos otros que hablen de lo mismo. Ojo, con esto quiero decir que no te obsesiones, no que lo ignores completamente. Hay que ir tomando en cuenta todas estas cosas sin perder el hilo del objetivo principal, el cual es terminar la novela. Como escritor, primero escribes para ti, y luego para los demás. No vendas la piel de león antes de cazarlo. Y eso me lleva al siguiente punto… 9. Termínalo. TERMÍNALO. ¿Cuántas grandes ideas se han quedado a medias en algún polvoriento cajón de escritorio (o más probablemente en alguna carpeta virtual o disco duro perdido con el tiempo) a espera de ser concluidas? No hay que caer en el cliché del que solo vive para escribir y muere en el intento; si es necesario que te tomes unos días de vacaciones, o para enfocarte en tu familia, tu trabajo, o en tus otros proyectos, hazlo, pero ten esto en cuenta: debes…seguir…escribiendo. 10. Y sobre todo, ante todo, disfrútalo. ¿Te acuerdas que te dije que, como escritor, escribes principalmente para ti mismo? Pues es eso: tu novela, tu historia, tu creación, tu trabajo. Si no lo disfrutas, ¿para qué lo estás escribiendo? Si tu motivación es económica, le has errado a la diana. No quiero desmotivarte ni decirte que no se pueda ganar dinero vendiendo libros; lo que te quiero decir es que tu principal motivación para escribir no debe ser económica. Ese planteamiento es erróneo y les ha robado a muchos la pasión por su trabajo. El enfoque correcto es que estás escribiendo porque te gusta. Eso es todo. Los seis primeros consejos son exclusivos de la novela histórica; los otros cuatro se pueden aplicar a cualquier género literario pues son más de la filosofía de vida que debe tener todo buen escritor. ¿Qué te parecieron?

  • 10 tips para tocar en vivo

    Este post no formará parte de la sección “El rincón del melómano”. Es una publicación aparte que armé en base a mi experiencia tocando en vivo la semana pasada. Es importante tener en cuenta que en vivo y en directo, a diferencia de solo en tu casa practicando, todo lo que puede salir mal, sale mal. Por eso hay que mentalizarnos para minimizar esos errores. Estos 10 consejos van dirigidos a los aspirantes a músicos entre mis lectores, sea cual sea su edad, sea cual sea su instrumento, sea cual sea su género, sean de banda o solistas. Tenerlos en cuenta me ayudó para aquella noche, una de las mejores de mi vida, por lo que ahora quisiera compartir mi filosofía del éxito en directo con ustedes. ¡Empezamos! 1. Calentar. Intenta hacer ejercicios de calentamiento antes de subir al escenario. No hace falta hacerlos con la guitarra en la mano; de hecho, es recomendable hacerlos antes de siquiera preparar tu instrumento para darle la oportunidad a tus manos de relajarse. Puedes hacer estiramientos de dedos, apretar una pelota, y masajear los tendones, entre otros ejercicios. Súper importante: NUNCA subas a un escenario sin antes haber calentado. De lo contrario, te sentirás tenso y rígido. El calentamiento incrementa la flexibilidad en los tendones y evita incluso que te hagas daño, sobre todo si vas a moverte mucho. No queremos que de pronto escuches un chasquido en la rodilla, o las cervicales sufran tras hacer headbanging. Por ello, intenta realizar estiramientos generales si no tienes una pelota a la mano. Otro consejo: no debes coger frío en las manos antes de empezar. Si vas a salir a la calle, utiliza guantes o muñequeras, de lo contrario todo lo anteriormente realizado será inútil. 2. Procura actuar con una audiencia de práctica. Con esto me refiero a tus papás, tus hermanos, tus amigos… esto es particularmente útil si practicas en un garaje o un estudio con la suficiente amplitud. Esto te acostumbrará a la experiencia en vivo, a tocar con audiencia, y al escrutinio y reacción del público. Si vas directamente a directo, te ganarán los nervios: te sudarán las manos, temblarás, y por ende no disfrutarás la experiencia. Y al no disfrutarlo, el público también lo notará… 3. TODOS nos equivocamos. Hasta Yngwie Malmsteen, Robert Fripp, Joe “Satch” Satriani o Uli Jon Roth. Si estos dioses se equivocan, entonces tú, mortal…también. Lo que hace la diferencia es cómo sobrellevas esos gazapos o notas fallidas. Steve Vai y Satch no hacen gestos ni piensan “chin, la cagué” cuando se equivocan. Es más, hasta lo toman con humor. B.B. King, por ejemplo, siempre sonreía tras dar una mala nota, humanizando la situación. Mikael Akerfeldt de Opeth repite un bend que se haya salido de tono, para disimularlo y hacer parecer que fue intencional. De todas formas, quédate tranquilo: si a los músicos profesionales les cuesta “cazar” errores en directo, el público ni se fijará. Ellos vienen a disfrutar y escuchar buena música. Tú haz lo mismo: céntrate en tus errores, reconoce que eres humano, no un robot, y déjate absorber por la música, ya que esta no tiene que ser perfecta para ser buena. 4. Revisa el equipo. El instrumento y el amplificador son las partes más grandes y pesadas del equipo; por lo tanto, es difícil que se extravíen. Pero no hay que olvidarse de los cables o las púas de guitarra. El “duende de los cables” bien pudo haber estropeado uno mientras tomabas Dr. Pepper. Comprueba siempre antes de empezar las conexiones de pedales, cambia de presets para ecualizar bien…en los conciertos masivos los músicos van acompañados de un “probador”, pero tú que estás empezando en un lugar chico, cumple esa función. Comprueba bajos y medios, el limpio, el overdrive y la distorsión, y comprueba que tu instrumento esté afinado correctamente. Y no te desvivas revisando 3 o 4 veces más antes de empezar a tocar, son 5 minutos que pueden marcar la diferencia entre un show excepcional y un desastre audiovisual. 5. Afina mientras el cantante está hablando. Esto es importantísimo. Los estadios o auditorios donde tocan los grandes grupos generalmente son demasiado acalorados o friolentos. Las extremas variaciones atmosféricas marcan la diferencia de tu hogar, donde el clima suele ser estable, y esto la mayoría de las veces suele generar tensión en las cuerdas lo cual puede desafinarlas. Hay que aprovechar todos los momentos posibles para darle al mute y comprobar la afinación, en silencio. Es mucho peor empezar a tocar y que todos se den cuenta del tema de que tu instrumento está desafinado. Hazlo todas las veces que sea posible; y si eres el líder de la banda, asegúrate que tus compañeros sigan la misma premisa. 6. Nada de alcohol. Por bien que se sienta tomar, hay que recordar que el alcohol es un psicodepresor químico. Varios han subido con una o dos birras en el organismo, y bajan con la confianza de que han hecho el concierto de su vida cuando, en realidad, tocaron muy mal. Si tomas para “soltarte” y sentirte desinhibido, hazlo con moderación. Un solo trago de licor, media copa de vino, mezclado con alimentos sólidos, etc. A partir de unas cantidades mínimas de alcohol, el alcohol ralentiza tus reacciones y reflejos, y entorpece tu coordinación. Lo peor de todo, es que no serás consciente de lo mal que estás tocando…y no podrás evitar hacerlo. Aun peor son las drogas. Si no me creen, vean videos de Slash de Guns N’ Roses, o James Hetfield de Metallica, tocando intoxicados. La diferencia con su época limpia contra la precaria es más que notoria… 7. Haz un ensayo de directo. Un ensayo de directo es un ensayo con el mismo set que tienes programado para el día del toquín, sin hacer paradas. El cantante debe presentar los temas de la misma forma. Toda la banda tiene que usar el mismo equipo que va a usar el día del directo (para acostumbrarnos al sonido, la ecualización del grupo, los cambios de presets, etc.) Todos deben actuar como si se fuesen a presentar en Woodstock o el Wacken Open Air. Si en directo quieres desinhibirte, moverte y animar al público, debes actuar de esa forma. Podrá parecer salido de una fantasía, pero es cierto: lo que no sale en ensayo, no sale en directo. Lo mismo ocurre con pedales o el sonido. Ten en cuenta cómo quieres sonar, ten presente en qué canciones hacer cambios, y asegúrate de que suenes así en el ensayo. Poco puede hacer un técnico si tú no conoces tu equipo…eso si tienes técnico. Igualmente, no pueden parar por errores. Que cada integrante apunte dónde falla y trabaje el tema. Es conveniente apuntar errores, el set, tener lista alguna canción de relleno, etc. No dejen nada a la imaginación. 8. Un directo no es un ejercicio ni un examen ni un ensayo de estudio. No pienses las cosas de más. Deja de pensar en si tu postura puede ajustarse más, si tu peinado quedó mal, si el bend del compás 56 va afinado, o si tu vibrato está mal temperado. Esto no es un examen. A la hora de tocar en vivo, cuenta mucho más la confianza, las expresiones faciales, la entrega a la música, y lo que transmites a la audiencia. De la misma forma que no debes mostrar cuándo has fallado, nunca mires por encima del hombro a un compañero por un fallo; ni si quieras voltees la vista hacia tu compañero. No hay forma de que un público devoto sepa cuando algo haya salido mal. Pasa algo similar con los errores, o cuando te atascas. En un directo, la canción no se detiene a menos que sea por un fallo de audio que les impida tocar. Todos siguen la estructura del tema. Si alguien se desvía, no te desvíes con él (a menos que sea el baterista y se coma el compás o parte de la estructura); continúa con la canción. En directo tienes que aprender a reengancharte con el tema, no podrás repetir. Eso corta el ritmo y deja una mala impresión. Es mucho mejor bajar el volúmen para que no suene todo caótico, y volver al tema cuando te encuentres. Otro consejo que viene implícito es que tienes que ir "sobrado". Tus recursos técnicos tienen que estar por encima de aquello que vas a tocar. Si vas al límite, fallarás. 9. La comodidad, lo primero. Sí, podrás creer que es muy cool colgarte la bandolera a la altura de tu miembro viril y tocar con las piernas súper abiertas, pero… ¿lograrás tocar así sin equivocarte cada dos o tres notas y, peor aún, lastimarte? ¿Aterrizas bien en todas las notas? ¿Te sientes cómodo con las técnicas que utilizas? En directo, la comodidad siempre, SIEMPRE, es lo primero. Coloca los pedales de forma que puedas tocar sin torcerte una pierna. Todo buen pedal es fácil de manipular con el pie sin cambiar su posición o la tuya. Si eres corista, debes tener posicionado el micrófono de forma que no te incomode, pero que tampoco tengas que estirarte para cantar. La guitarra debe estar colgada de tal forma que sea cómoda de tocar; la altura de la correa debe ser la adecuada. Por supuesto, hay que tener en cuenta que sea un bar o el Wembley en Londres, todos los escenarios son minúsculos; pero ese es el chiste: cada integrante tiene asignado su espacio. Encuentra el espacio que te fue asignado y determina si es cómodo. El equipo no debe estorbarte, ni tampoco puedes estorbar a los demás miembros ni que ellos te estorben a ti. Si en un escenario pequeño no te sientes cómodo moviéndote mucho, eso hará que el concierto sea una mala experiencia, tanto para ustedes como para el público. La gente no se fijará en tu actitud de rockstar si tu no dejas ver que estás cómodo y eso afecta la calidad audiovisual del concierto. 10. Disfruta de la música y de tu banda. Podrás no ser un sex symbol del rock como Bret Michaels o David Coverdale, pero eso no significa que no puedas dejar una buena impresión y convertirte en una leyenda musical entre tu público. Todo tiene que ver con la confianza y la actitud. Escucha a tus compañeros, siente la comunión con tu música y con tu audiencia, y no te centres en ti mismo, en tus defectos ni virtudes. Crearse burbujas es siempre negativo, y en la música no es la excepción. Si solo estás pendiente de tu actuación individual, te desconectarás de los demás músicos. Cada uno sonará aislado, no habrá complicidad ni comunión en el escenario, y no lo pasarás tan bien. Estás ahí, en el escenario, quizás por primera vez. Relaja bien, interactúa con tu público, muévete, sonríe, pon cara de asesino serial o algo por el estilo…lo que sea necesario para encender al público y contagiarles tu entusiasmo. La música no es solo colgarse el instrumento, empezar a tocar, y listo. En palabras del polímata italiano Leonardo da Vinci, “la música es la interpretación de lo invisible”. Tienes que transmitir, llevar el tema más allá de lo musical y lo interpretativo y convertirlo en sentimientos. Si no sientes la música, si solo te enfocas en no fallar y en ser perfecto, el público lo percibirá al instante, y nunca llegará a meterse de lleno en el show. ¡Buena suerte, amigo guitarrista!

  • El rincón del melómano: ¿Cuál es la mejor marca de guitarras? Opinión personal.

    A la hora de elegir una guitarra eléctrica, las expectativas son claras. La calidad de construcción, el sonido, la variedad de modelos, la durabilidad…todos estos son requisitos para los más exigentes. Sin embargo, a la hora de elegir qué marca de guitarras es la superior en cuanto a estas mismas características, las opiniones se dividen. Para mí, ¿Cuál es la mejor marca de guitarras? Hace unos meses, el canal de YouTube Escuela de Rock Quito subió un video explicando cómo Fender pasó a convertirse en la mejor marca de guitarras. Y es que es cierto: la Stratocaster clásica, fabricada por dicha marca, es la primer guitarra que te viene a la mente. Muchos ídolos de la guitarra han usado este modelo, como Jimi Hendrix, Bruce Springsteen, Eric Clapton, David Gilmour, y Jeff Beck. Por esto mismo y por su durabilidad, así como por su versátil sonido capaz de producir varios géneros distintos, la marca Fender se ha vuelto sinónimo de prestigio en la industria musical. Poseer uno de estos modelos puede darle al músico una sensación de prestigio, respeto y credibilidad en la comunidad. Fender Stratocaster es quizás el modelo más vendido y reconocible en el mundo. Sin embargo, Fender siempre ha tenido una rivalidad y empate de popularidad con Gibson, la cual logró igualar la marca con su modelo Les Paul. Dicho modelo es el utilizado por Chuck Berry, Jimmy Page, B.B. King, Pete Townshend, Angus Young, y Slash, entre otros. Los modelos de la marca Gibson son muy solicitados debido a su diseño icónico, y su valor de reventa, el cual aumenta con el tiempo. Los debates Fender-Gibson abundan en todas las páginas de Internet referentes al mundo de la guitarra y del rock que yo suelo frecuentar. Inclusive se le considera como la verdadera batalla del mundo del rock. Y argumentos a favor de uno u otro modelo hay muchos. Por ejemplo, los que prefieren la marca Fender opinan que el tipo de madera es más alisa y liviana, lo que la hace más fácil de transportar y tocar, a diferencia de las Gibson, que son más gruesas. Pero los del bando contrario opinan que el sonido de las guitarras Gibson es más nítido y grueso, ideal para los solos y para ciertos géneros musicales más sincopados y eléctricos, como el funk o el heavy metal. Y argumentos como estos hay muchos. Pero si me preguntan a mí ¿Cuál es la mejor marca de guitarra de la historia?, les diría que mi respuesta se basa no en ninguna de las características anteriores, si no en su significancia histórica. Para mí, la mejor marca de guitarra de la historia es…Rickenbacker. Estas fueron las primeras guitarras eléctricas que se fabricaron en la historia. Fue el modelo utilizado por Roy Orbison, así como John Lennon, Paul McCartney, y George Harrison de The Beatles. Tom Petty y otros íconos la rescataron en épocas posteriores. Se puede notar por el tipo de cuerpo que son las guitarras más antiguas. Sin desmerecer a ninguna de las marcas de guitarras más populares actualmente, pero ninguna de ellas existiría de no ser por Rickenbacker. Para concluir, Ernesto Tonatiuh, Director General de la Academia de Formación Artística Música Proyecta, nos deja estos consejos a tomar en cuenta a la hora de comprar nuestra primera guitarra acústica/eléctrica: Que el mástil no esté curvado o dañado. Que las perillas de afinación funcionen sin que se atoren o que no aguanten la tensión. Que el sonido sea nítido y claro. Que la guitarra no esté rota o con una reparación de baja calidad. También sirve llevar el instrumento con algún experto en el tema, como un luthier o tu maestro, para probarlo antes de tomar la decisión.

  • El pastorcito mentiroso (mi versión)

    Había una vez un chico de 17 años llamado Manuel, que vivía en las montañas del Perú. Trabajaba como pastor y tenía un rebaño de cabras y ovejas. Pero Manuel estaba hastiado. Una vida como pastor retirado en las montañas le parecía aburrida. Él quería ser influencie de Internet, viajar por el mundo y ser famoso; y a pesar de que la recepción 4G de su laptop y teléfono celular era pésima en su ubicación actual, Manuel se la pasaba muchísimo tiempo conectado a Twitter, escribiendo comentarios insultantes en el feed de comentarios. A pesar de que Manuel se sentía orgulloso, con esos comentarios no logró obtener la fama virtual que deseaba. Hasta que un día, se le ocurrió una treta de Internet con la que quizás lo conseguiría. El plan involucraba asustar mediante un fotomontaje a los humildes pero crédulos habitantes de la pequeña aldea al pie de las montañas. Sabía que funcionaría porque los habitantes tenían un grupo de Facebook. Lo primero que hizo fue sacar una foto de las ovejas de su rebaño, brincando plácidamente en los pastizales; foto que subió a su laptop e importó a un folder de Photoshop. A continuación, buscó en Google la foto más aterradora que pudiese hallar de un lobo; un lobo gris, con ojos amarillos, con la quijada abierta y el pelaje erizado cargado de electricidad. Con su conocimiento de los menesteres de Internet, creó el fotomontaje y lo guardó en forma de archivo .jpeg, con la capción “¡UN LOBO! ¡UN FEROZ LOBO SE QUIERE COMER A MI REBAÑO! ¡AYÚDENME, AUXILIO!” Acto seguido, Manuel fue a su laptop y se conectó al grupo de Facebook de la aldea. Uno de los aldeanos se había quejado de que, por quinta vez consecutiva en la semana, sus cubos de basura no habían sido recolectados; pero no había tiempo para dejar un emoji de lágrimas de risa. Compartió su convincente trabajo de fotomontaje en el chat, y le dio “publicar”. No habían pasado ni 2 minutos cuando el chat se inundó de comentarios de los lugareños; en estado de alarma, expresaba su miedo y pánico, mandaban mensajes de simpatía a Manuel, prometiéndole que “harían pagar al lobo.” Manuel sonrió, pero se dio cuenta de algo… ¿de dónde sacaría un lobo? O, mejor dicho, ¿Cómo convencería a los lugareños de que realmente había habido un lobo allí. De repente, se le iluminó el foco. Con ayuda de arcilla, creo un molde en forma de pata de lobo muy convincente y lo fue pasando por el pasto, creando un sendero que llevaba hacia el pastizal. Cuando, minutos después, los aldeanos se presentaron con palos y antorchas, listos para darle una paliza al lobo, no lo encontraron. Manuel les explicó que el lobo ya se había ido, y había dejado intacto al rebaño. Pero les advirtió también que se cuidaran, puesto que el lobo era sanguinario y podría intentar atacarlos a ellos. Entonces la gente le creyó y se retiró, con sus corazones en vilo. Por la noche, mientras todos dormían, Manuel bajó al pueblo, alumbrándose únicamente con la linterna del celular, y de la misma forma que había creado un rastro de huellas a lo largo de todo el pastizal, lo dejó también ahí. Subió nuevamente y se encerró en su cuarto con su laptop. Satisfecho con su treta, Manuel la repitió varias veces, con capciones como “¡auxilio! ¡El lobo ha regresado!” Y lo que le fue con el anillo al dedo fue lo siguiente: a pesar de mostrar preocupación por el joven pastor, ninguno de los aldeanos se acercó ni una sola vez al pie de la montaña para cerciorarse con sus propios ojos si había un lobo o no allí. Todos estaban ocupados cultivando la envidia en Instagram, repitiendo lip-syncs de TikTok, y mandándose fotos inapropiadas y no solicitadas por Snapchat. Menuda sorpresa se llevaría Manuel cuando, un día, se encontró con un lobo de real, patrullando el perímetro y sacando la lengua al captar a la vistosa nube de lana y pezuñas tras el corral. Más que horrorizado, Manuel estaba asombrado y entusiasmado. ¡Esto era demasiado bueno para ser real! Si lograba capturar al lobo en video, no necesitaría siquiera crear un fotomontaje. Estaba ya todo listo con la cámara del celular activada cuando…¡el tono de llamada se activó! ¡Su mamá y sus tíos le estaban marcando por teléfono, para decirle que ya era hora de cenar! Volteando sus ojos amarillos hacia Manuel, el lobo gruñó, salvando a las ovejas ¡pero poniéndolo en peligro a él! A pesar de estar asustado, Manuel ignoró la llamada de su familia, y grabando directamente al lobo, empezó a retroceder. Pero también en su pánico, no se dio cuenta que la cámara de su celular estaba en modo frontal. El resultado fue 1 minuto y medio de la regordeta cara de Manuel, con los ojos blancos de miedo, caminando hacia atrás sin razón aparente. Menudo fue entonces el alivio que sintió cuando el lobo, con las fauces abiertas, se detuvo a centímetros de él, aulló, se dio la media vuelta, y se fue. Resulta que el lobo, al igual que Manuel, también era un ávido usuario de Internet, y en su cuenta de YouTube, el primer canal al que estaba suscrito era un noticiero anti-humanos, donde había leído que devorar humanos estaba relacionado con contraer repentinamente terribles enfermedades, por lo que se recomendaba ni siquiera tener contacto físico con ellos. Y recordando esa advertencia, el lobo siguió su camino hacia la noche oscura, con el estómago vacío pero la mente tranquila, sabiendo que había tomado la mejor decisión por su bienestar propio. Una vez estando a salvo, Manuel se limpió el sudor de la frente con las yemas de sus dedos, se cambió la ropa empapada de sudor, metió sus dispositivos a una pesada bolsa de lona marrón, y se dispuso a bajar hacia la aldea. Cruzó nuevamente los 700 escalones que separaban el pico de la montaña de la seguridad relativa. La aldea en esos momentos parecía escena de una película apocalíptica: no se escuchaba ruido alguno y no había luna en el cielo; sin embargo, unos focos azules y tenues pronto iluminaron el interior de las casas. Al asomarse por las ventanas, Manuel notó que todos los lugareños estaban postrados sobre sus camas clavados en sus móviles, sus rostros bañados por esa misma luz tenue y azul, siguiendo con su rutina de scrollear el Facebook antes de irse a dormir. Como estaban distraídos, y convenientemente conectados a Internet, Manuel puso un pie en la calle, se colocó en puntillas, y se abrió paso de casa en casa, procurando no despertar a Bolívar, el San Bernardo guía, que dormitaba al pie de una puerta, con un solo hilo de saliva que subía y bajaba, como un yoyo, a ritmo con sus ronquidos. Tras varios minutos de caminar, llegó al edificio que le interesaba: el ayuntamiento, que en ese momento estaba desocupado. Entró al lugar tras empujar la vieja puerta roja y se desplomó sobre el piso de madera, exhausto. A duras penas se arrastró hasta que encontró un contacto para enchufar sus dispositivos. Ya con las baterías recargadas y el aliento recuperado, Manuel se sentó en la silla principal, sacó su vara y se sacó una selfie que publicó en Facebook, declarándose el nuevo concejal de la aldea. Y los aldeanos, hartos de rumores sobre lobos y demasiado distraídos como para pensar en otra cosa, ni siquiera comentaron la foto. Manuel permaneció en ese preciado trono hasta la mañana siguiente, que en la nueva junta el cargo se hizo oficial. Su trabajo como concejal se limitó a soltar mentira tras mentira, noche tras noche, semana tras semana, permaneciendo sin trabas e inimputable. Además, tras su excursión nocturna por la aldea, ya tenía toda la información necesaria sobre quiénes eran los aldeanos: cómo se llamaban, en qué trabajaban, y el tipo de contenido que solían consumir. Así que durante al menos seis años más, Manuel fue refinando cada vez su estrategia de marketing en Internet, partiendo de la treta original del lobo. Sus memes y trabajos de edición fueron evolucionando, al punto que eran tan sofisticados y trabajados que ni siquiera parecían lobos. Manuel sabía que debía infundir el terror de los aldeanos con cosas que no pudieran explicar. La historia que más respuestas y comentarios tuvo fue una que hablaba de un ejército de lobos fantasmas/zombis/terminators (creados con gráficas digitales), que viajaban en el tiempo y por la noche se convertían en dragones robots voladores que sembraban caos y destrucción por donde quiera que fueran. Ese fue también el trabajo de edición que a Manuel más enorgulleció. No tardó mucho para que todo este circo empezara a ganar disidentes. Un pequeño grupo de aldeanos (entre ellos el panadero, el carnicero, y la maestra de primaria) empezaron a notar algo sospechoso detrás de todo el asunto del lobo; al no haber pruebas contingentes de que hubiese un lobo ahí, habían perdido toda fe en que el asunto fuese cierto. Estos lugareños le hicieron saber su descontento en la sección de comentarios de su más reciente publicación, acusándolo de haberlos engañado y de haber usurpado injustamente el poder. Sin embargo, lo único que esto provocó fue que el resto de los lugareños (la gran mayoría) saltara a la defensa de Manuel, replicando esos comentarios con otros donde acusaban a los contingentes de mentir y propagar noticias falsas. También ocurrió un caso interesante puesto que había otro pequeño grupo de contingentes, los cuales desde el primer momento supieron que todo era un engaño, que nunca hubo tal lobo, y que Manuel les había visto la cara a todos. Pero a este pequeño subtexto de lugareños no les importaba; es más, le daban like a todas las publicaciones, y en los comentarios le hacían saber a Manuel que les divertía. Después de todo, razonaban, no era algo que pudieran cambiar; y ni siquiera era algo que les afectara. “Ningún lobo va a comerme”, se decían, “y eso es lo único que importa”. Seis años después de iniciar el rumor. Manuel tenía 17 años, y su carrera como influencer de Internet se había disparado. Además, decidió definitivamente que la vida de pastor no era para él, así que vendió su rebaño y se fue de la aldea. Con todo su dinero, compró un reloj Rolex, un Ferrari, un jet personal, y una mansión en Puerto España. Pronto, ya no tuvo que trabajar, podía dedicarse a disfrutar la vida, tomar el sol, surfear, y ser popular y exitoso. Mientras tanto, los aldeanos siguieron creyendo que había un lobo allí, y como nada en Internet dura para siempre, la gente se siguió tragando la historia hasta que al plazo de cuatro años más (10 años después de la treta original) fue noticia vieja.

  • Las 10 cosas que hace un gran actor (para novatos)

    Como el mes pasado empecé a tomar un curso de doblaje y locución, quise dedicar este blog al arte de la actuación. Es algo a lo que quizás muchos soñamos dedicarnos de niños, pero no todos lo logramos o no todos tienen lo que se necesita para lograrlo. Para aquellos que sí poseen este don, no lo desaprovechen: aquí hay 10 cosas que hace todo gran actor, dirigidas a novatos. 1. Ser un apasionado del cine, el teatro, la televisión, y el radio. Podrá parecer mentira, pero hay actores que dicen ser profesionales ¡y que nunca han asistido a un solo espectáculo en toda su carrera! Asistir a una función de cine o teatro tiene dos grandes ventajas; en primer lugar, estás actualizado, ya que conoces las tendencias que se están generando en el sector; en segundo lugar, tomas ideas de ciertas técnicas interpretativas y sabes qué funciona mejor o peor. Dicho de otro modo: no tengas miedo de analizar lo que ves. Si te encuentras en casa viendo una película o una serie de televisión, o escuchando un podcast o un programa de radio, y algo te impresiona, vuelve unos segundos y observa la interpretación: ¿Qué es lo que hace ese actor tan bien? ¿Qué factores hacen que la escena resulte tan graciosa, emotiva o terrorífica? ¡Aprende de los maestros! 2. Leer. Como adicto tanto a la literatura como al cine, lo sé: al leer, se activa la misma parte de tu cerebro que se activa al interpretar en vivo. Adquirir este hábito desarrolla no solo tu creatividad e imaginación, si no también los aspectos técnicos que tiene ya deducidos todo actor profesional: vocabulario, dicción, tono, así como infinitos beneficios. Para esto es recomendable leer ficción, biografías, historia o novelas históricas, y prestar atención a la descripción de cada personaje e intentar entender porqué reaccionan y se comportan de determinada manera; el buen actor, como el buen escritor, sabe meterse en la piel de sus personajes. 3. Nunca dejar de formarte. Asistir varios años a una escuela de interpretación es fundamental para adquirir las técnicas básicas necesarias para afrontarse a cada nuevo casting. Sin embargo, recuerda que los buenos actores están siempre en constante reciclaje; aprenden nuevas habilidades y refuerzan sus carencias. Esto se puede lograr a través del coaching, o asistiendo a clases, cursos, conferencias, workshops, masterclasses. Es importante que adquieras también tu capacidad de autoaprendizaje para trabajar en casa las herramientas personales que quieras mejorar, tales como la voz, el cuerpo, la memorización de textos, la lectura en voz alta o monólogos, entre otros. Practica individualmente para seguir aprendiendo y de esta manera evitarás oxidarte. 4. Cuidar tu imagen. Con imagen nos referimos a la parte del éxito profesional de un actor que no forma parte del talento, los aspectos que en una audición distinguen al instante entre un actor profesional y uno poco profesional. Y esto se extiende a fuera de los castings también. La clave está en cómo el actor decida comportarse: la postura que adopte durante la audición; que use una camiseta de un color que contraste con la pared; que sepa cómo adaptarse a la persona con la que está tratando, y que en todo momento exude madurez, confianza, y profesionalismo. También está el aspecto del marketing: contratar a un representante o agente competente que sepa atraer buena publicidad; que las fotos y comentarios que suba a sus portales de redes sociales sean apropiados y respetuosos en todo momento y no estén fuera de contexto, etc. Todo esto es prueba de que el actor es consciente de su imagen y es capaz de controlarla en todo aspecto y momento. 5. Tener material profesional y actualizado. Sin un material promocional decente que poder enseñar, será muy difícil conseguir trabajo. Disponer de un currículum bien hecho o, por los menos, fotos promocionales, videobook, perfil de LinkedIn, cuenta de Facebook, Instagram, Twitter, y demás medios profesionales es una inversión costosa pero necesaria que se deberá hacer desde el principio para avanzar en el sector. No son caprichos, sino una verdadera necesidad; Parece que a muchos actores no les duele tanto gastar su dinero para apuntarse a clases, pero sí para hacerse un book de fotos profesional, y sin embargo es algo imprescindible para poder venderse y conseguir trabajar. Recuerda cuidarlo bien y tenerlo siempre actualizado, incorporando nuevo material a tu portafolio a medida que lo vayas consiguiendo y renovando tus fotos si te cambias de look. 6. Ser accesible. Es parte imprescindible del profesionalismo también, el ser puntual y estar siempre disponible por el medio que sea. Los actores no son oficinistas que lleven una vida sedentaria: se están constantemente moviendo y trasladando; su vida es un ir y venir y a veces es fácil despitarse. Para eso ayuda llevar lápiz, bolígrafo y un bloc de notas (y si no, un smartphone), donde apuntar información como fechas, horarios, ubicaciones importantes, y datos que se te puedan olvidar. Asegúrate de revisar el e-mail con frecuencia, para responder a cualquier mensaje urgente que te aparezca. Por ejemplo, si te piden presentarte a cierta ubicación o enviar tu material a cierto proyecto en el cual puedas encajar, hazlo lo más pronto posible. No dejes que nadie se te adelante, ¡se el primero en hacerlo! Una manera muy fácil de perder oportunidades es que la gente vea que eres una persona impuntual o que no tiene forma o medios para poderle contactar, y lo peor, es que puede que ni te des cuenta. 7. Ser organizado. Hazte esta pregunta: ¿llevas cuenta de todo? Las audiciones o castings a los que asististe; lo que necesitaste en cada uno de ellos, y otras notas sobre los directores de casting que puedan serte útiles por si vuelves a trabajar con ellos en un futuro; las llamadas que tienes pendientes; las críticas recibidas para saber en qué mejorar; cada trabajo que hiciste, siguiendo la pista para ver el resultado, si te cobraron, y si valió la pena o no. 8. Menos hablar, más actuar. Haz algo todos los días para alcanzar tus metas: busca y asiste a castings sin parar, actualiza tu material de autopromoción, mejora tus habilidades, entrena tu voz, queda con otros actores… Busca siempre algo que hacer que te ayude a lograr tus objetivos. Tampoco olvides promocionarte, trabajar tu marca personal y hacer que te conozca más gente. Y si no consigues trabajo, crea material por tu cuenta y muéstralo a tu alrededor para que todo el mundo vea lo buen artista que eres. La red te ofrece infinitas posibilidades…. 9. No dejarlo nunca. La mayoría de los actores dejan su carrera antes de que siquiera se dispare; o cuando llegan los primeros rechazos o críticas negativas, se desaniman y tiran la toalla, sin saber que estas decepciones forman gran parte de toda carrera artística. En muchos de los castings no nos vuelven a llamar, la obra que hicimos no tuvo la acogida esperada del público… Estas situaciones producen frustración y en la mayoría de los casos ni siquiera es por tu culpa, si no por circunstancias ajenas que tú no puedes controlar. Trabaja la confianza y la perseverancia, pues son los principales pilares mentales de todo actor. Haz tu trabajo lo mejor posible, y si es tu pasión, no lo dejes nunca. ¡Solo el que avanza gana! 10. Vivir. No todo en la vida es trabajo duro. Sal a divertirte, reúnete con amigos, enamórate, hazte voluntario, desarrolla nuevos hobbies, haz yoga y mantente en buena condición física. Observa y absorbe experiencias, pues parte de ellas las podrás aplicar a tus personajes en papeles futuros. Debemos observar también a los que nos rodean, sean conocidos o extraños. Pide a la gente también que te cuente sus historias, descubre excentricidades en las personas… Te sorprenderás de cuánto te pueden ayudar esta serie de cosas. Por último, no olvides escuchar sonidos a tu alrededor, experimentar sensaciones con tus cinco sentidos. ¿Qué emociones crean en ti? ¡Vivir te enseña ciertas cosas que no te enseñan tus profesores! ¿Se te ocurre alguna cosa más que hagan los buenos actores? ¡Te escucho en la sección de comentarios!

  • 10 razones por las cuales visitar Alemania

    ¿Estás planeando tus vacaciones de verano y aún no sabes cuál será tu lugar de destino? ¿Porqué no ir a Alemania? Si bien es cierto que está del otro lado del mundo, y las cosas funcionan de un modo completamente diferente, ahí es donde está la emoción y la aventura. Alemania podrá ser un país territorialmente pequeño, pero tiene mucho que ofrecer. Prepara tu mochila, tu mapa, y tus zapatos más cómodos, porque haremos una rápida visita a un país repleto de maravillas. ¡Alemania tiene mucho que ofrecer, y aquí están las 10 principales razones por las cuales visitarla! 1. La diversidad cultural Alemania es uno de los países más culturalmente diversos del mundo, lo cual podría resultar engañoso a primera vista. Es territorialmente pequeño, ocupando menos del 0,16% de la superficie terrestre; pero con 85,544,000 habitantes, ¡es el segundo país más poblado de la Unión Europea y ocupa el lugar 19 a nivel mundial! ¿Será buen momento para usar la frase “pequeño pero no debe ser tomado a la ligera?” Alemania abunda en historia, tradiciones, y oportunidades. Es difícil que te aburras en este país. 2. Los museos y monumentos Fuente de la foto:ken schluchtmann / dirk daehmlow En este país europeo se localizan un total de 6,800 museos. Están aquellos dedicados a hablar de uno de los episodios más vergonzosos de su historia para ellos: la Segunda Guerra Mundial. En el Zeitgeschichtliches Museum ubicado en Mannheim, se encuentra toda una colección de fotografías y artilugios dedicados a recopilar el horror del Holocausto y el régimen de Adolfo Hitler. Si la historia no es lo tuyo, prueba con alguno de los famosos museos de arte. Uno de los más icónicas es la Pinacoteca Antigua en Múnich, considerada el gran pancracio de la pintura de la cultura bávara. 3. Los castillos Fuente de la foto: Civitatis Magazine Alemania es un país con una gran tradición medieval, y entre los más bellos atractivos se encuentran los castillos y fortalezas de este periodo de la historia. Es como transportarte a un escenario de cuento de hadas. No por nada Walt Disney se inspiró en uno de ellos para el castillo que es el famoso logo de su estudio de animación. ¡Te encantarán! 4. La gastronomía Fuente de la foto: El Viajero Feliz Es indispensable si eres viajero probar la cocina local. ¡Nada como combinar agua sola, cerveza, y salchichas en una “biergarten” (terraza) clásica de las ciudades del centro de Alemania! Uno de los sellos de identificación de este país es su gastronomía y es una de las razones por las que la gente sigue regresando. 5. Los paisajes naturales Fuente de la foto: go guides En Alemania se tiene como principal prioridad el cuidado del medio ambiente. No importa en qué región te encuentres, no te dejarán de asombrar las áreas naturales. Ya sea que estemos hablando de la mítica Schwarzwald (Selva Negra) con sus caminos de vegetación perene, las cascadas, los pastizales repletos de flores o las montañas capeadas de nieve. ¡Lo que las postales nos dicen de Alemania y su belleza natural es cien por ciento completo! No entres a la estación del metro y deja tu BMW aparcado en la acera, porque no hay nada como recorrer a pie o a bicicleta todas estas vistas. 6. El orden No por nada ocupa Alemania uno de los lugares más altos en cuanto a calidad de vida. Ellos se rigen por la disciplina y el orden. Bajos indicios de crimen y corrupción, hay agua potable en todas partes, la población está altamente capacitada y educada, y es un país muy burocrático. Este aspecto de la sociedad alemana podrá resultar a veces frustrante para los extranjeros, pero es la misma razón por la cual se ha mantenido funcionando y por la cual está considerada potencia mundial. Descubrirás que cualquier proceso en Alemania, desde comprar una casa hasta pagar la cuenta del restaurante hasta hacer fila en el supermercado, es rápido y efectivo. 7. La gente Fuente de la foto: CNN Español Parece ser que a la mayoría de las personas les encanta caracterizar a los alemanes como personas serias y frías sin sentido del humor; o como dicen en una película, “pan tostado sin sabor.” Pero los alemanes son todo menos pan tostado: en realidad son personas cordiales y sí tienen su humor, aunque esté repleto de ironía y pueda resultar cruel y desvergonzado para la mayoría. Si vas a Alemania no te encontrarás con una persona que no quiera conocerte mejor, te ofrezca de comer y beber, o te lleve a su casa. ¡Y ya no hablemos de los festivales y días nacionales! ¡Los alemanes podrían rivalizar con el Carnaval de Río de Janeiro! 8. La vida acuática Fuente de la foto: Deutschland.de Si te preocupa que Cancún o Puerto Vallarta no existan en Alemania, piensa otra vez. Podría decirse que cuando no se obsesionan con la cerveza, los alemanes se obsesionan con el agua. No para beberla, claro está, pero sí para divertirse en ella: navegación de velero, kayak, esquí acuático, windsurf… ¡Alemania es rey mundial en deportes acuáticos! Hay más de 12,200 lagos en el país todos accesibles e ideales para cualquier tipo de deporte acuático. 9. Los récords mundiales Fuente de la foto: La Vanguardia Alemania es un país que orgullosamente amerita varios récords mundiales: la calle más estrecha, la torre más inclinada (título el cual creerías que se llevaría Italia), la catedral más alta, y la mayor cantidad de plástico reciclado al año. 10. El pan de cada día Fuente de la foto: Fricopan Uno de los récords de Alemania de los que más se enorgullecen es el del mejor pan del mundo. Y es que, al igual que la cerveza, el pan es más que un alimento básico en Alemania: es un estilo de vida y un sello de identificación cultural. Hay más de 3000 variedades, desde el pan de trigo pasando por el integral, el pan para hacer tostadas, y también el dulce, puesto que los alemanes son muy golosos. ¡No dejes de probarlo! ¿Ya estás convencido? ¡Alemania te espera, y tú querrás regresar una y otra vez!

bottom of page